Nacionales

El INCAA pagó $300 mil para ponerle “un pato inflable” a la escultura del lobo marino

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr
Durante el festival de Mar del Plata de 2017, el Instituto Nacional de Cines y Artes Audiovisuales gastó 300 mil pesos en la contratación de un artista que diseñó una intervención en la cual colocó en la conocida escultura del lobo marino un pato que simulaba ser inflable.
De acuerdo a la investigación de TN Central, el organismo le pagó esa cifra a un artista bajo el ítem “intervención artística al lobo marino”. “La intervención busca darle visibilidad al festival resignificando este ícono de la cultura de nuestro país renovándolo durante los días que dura el festival e incluida una estructura para que los visitantes puedan tomar fotos”, señalaba un documento oficial.
Según explicaron desde el organismo, el “precio es bueno, de mercado e incluso, barato” y aseguraron que “el artista que lo diseño es prestigioso”.
Casi 7 millones de pesos en fotocopias
El INCAA tuvo acusaciones de corrupción en el medio de la nueva gestión. TN Central reveló en mayo que, en solo cuatro meses, el Instituto gastó $ 6.487.600 en la compra de fotocopias, cuadernos, lapiceras, tarjeteros, catálogos y multipuertos USB. La denuncia empezó a circular a través de un correo electrónico dirigido a varios funcionarios y periodistas. Una vez que llegó a la Oficina de Anticorrupción, se derivó a la UTI para analizar la documentación presentada.
Según pudieron constatar las autoridades de la Oficina Anticorrupción (OA), las contrataciones directas se hicieron por montos menores a los $ 500 mil, para así evitar el llamado a licitación. Las empresas proveedoras fueron la Gráfica Paysandú, Item 54, Visual Comunication, Hidden Castle y Print Forms. En las facturas, firmadas por el exgerente Bernardo Bergeret, se podían ver valores en torno a los $ 450 mil para adquirir, por ejemplo, tarjeteros y lapiceras.
TN
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados