Sin categoría

Con una emotiva actuación el Coro Municipal de Trelew celebró sus bodas de oro

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

El Coro Municipal de Trelew celebró este domingo sus 50 años de vida con la presentación del espectáculo “Canto Esencial” en las instalaciones del Teatro Verdi, cumpliendo además con un fin solidario, puesto que la entrada consistió en la donación de juguetes, libros y útiles escolares, destinados al Hogar de Niños de la ciudad.
El evento contó con la presencia del intendente de Trelew, Adrián Maderna, quien estuvo acompañado del director de Expresión Folclórica y Popular, Rubén Avallar, entre otros funcionarios municipaales. El mandatario local hizo entrega de un reconocimiento a la actual directora del Coro, Andrea Freyer; quien lo recibió acompañada de los directores anteriores de la agrupación coral.
Del concierto participaron como músicos Maximiliano Carrilemo en piano, Magdalena Anzor en violencello, Miryam Limeres en acordeón, Jerónimo Matano en percusión y Joel Rhel en guitarra. Además como colaboradores especiales para la puesta en escena estuvieron Coca Rodríguez y Julio Bence.
Géneros y estilos
El espectáculo fue una especie de ensayo abierto en donde se pudieron ver las diferentes facetas del coro, pasando por distintos géneros y estilos.
Comenzó con la entrada a escena desde el público con el Candombe del 6 de enero del uruguayo Miguel Ángel Nemer Serron, más conocido por su nombre artístico Yábor; con los integrantes del coro vestidos con sus ropas habituales de trabajo y que a lo largo del concierto fueron cambiando de vestimenta.
Luego vino la Oración al Remanso, de Jorge Fandermole, en honor a las personas que vinieron del litoral y fueron recibidos por el coro.
El repertorio incluyó el Huayno “La Estrella Azul” de Peteco Carabajal y le siguió una divertida interpretación de “El Alcatraz” de la peruana Nicomedes Sana Cruz Gamarra, con la participación de los solistas del coro.
Como una especie de juego, que despertó risas entre los presentes, la milonga “A ninguna hei de querer”, fue interpretada solo por los varones del coro y dedicada a las mujeres, que después a su vez respondieron con la ranchera “Remigio”, con música de Azucena Maizani y letra Juan Bautista Abad Reyes.
Luego llegó un espacio dedicado a los niños, a través de la interpretación de “Canción de Puna para mi Juli” de Sebastián Monk.
Música y letras
El concierto incluyó un bloque dedicado a la identidad y la tierra con la interpretación de dos obras: “Esta tierra” de Francisco Pino y Javier Prieto; y Rogativa de Loncomeo de Marcelo Berbel.
La cultura galesa no estuvo afuera de la velada artística ya que el coro interpretó la obra “Anfonaf Ángel” de H. Gnynfryn.
La velada también incluyó la lectura de los textos “Garganta Pájara” y “15 de febrero” del libro de “Más cielo que otra cosa” del joven escritor Matías García, que estuvo presente en la sala.
El repertorio incorporó hacia el final la obra “Todo Cambia” del chileno Julio Numhauser, que fuera popularizada en Argentina por Mercedes Sosa. Fue un emotivo momento en el que los ex integrantes y directores del coro se fueron incorporando en el escenario portando una pequeña vela encendida en sus manos, a manera de homenaje.
Los acordes del Candombe del 6 de enero iniciales sirvieron para marcar la salida de los actuales y antiguos integrantes del Coro Municipal, quienes todos juntos compartieron, momentos después, una foto con el Intendente Adrián Maderna.
Historia
El Coro Municipal de Trelew brindó su primer concierto el 8 de julio de 1968 con la dirección de la profesora Delia Miranda de Polanco. El proyecto se basó en contar con un coro que represente a la ciudad y que reúna a las diferentes colectividades. Pasaron como directores del elenco municipal, los maestros José María Sciuto, Daniel Bassi, Alejandro Daniel Garavano, Ana de Pedro, Oscar Llovet, Milton Rhys y Gladys Williams.
Actualmente la profesora Andrea Freyer continúa con el proyecto, al que le ha sumado un aspecto educativo y solidario, abierto a la comunidad
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados