Curros

Citaron a indagatoria al ex funcionario que hacía negocios con piletas en la Secretaría de Deportes

Orlando Moccagatta ocupaba su cargo de subsecretario de Deportes y Alto Rendimiento Deportivo de secretaría de Deportes de la Nación, hasta que en noviembre del año pasado quien encabeza esa cartera, Carlos Mac Allister, lo suspendió y le inició un sumario administrativo.

La decisión de Mac Allister se produjo luego de que un informe del programa Periodismo para Todos (PPT) revelara que Moccagatta estaba de los dos lados del mostrador. Tenía intereses en la firma que representaba en el país a una empresa de piletas que a su vez eran compradas por provincias con subsidios que aprobaba la Secretaría de Deportes.

Eso dio origen a una causa judicial que está a cargo del juez federal Ariel Lijo, quien citó a indagatoria a Moccagatta para el próximo 21 de agosto. De esta manera, un ex subsecretario del gobierno nacional tendrá que dar explicaciones ante un juez federal por un caso de corrupción. Según fuentes de la Secretaría de Deportes consultadas por Infobae, Moccagatta renunció días después de haber sido separado de su cargo.

Según explicaron fuentes judiciales a este medio, Moccagatta integraba, hasta noviembre de 2015, la firma “Project & Management Pools S.A.” (P&MP). Esa empresa representa en el país a la firma de origen italiano que construye piletas en todo el mundo llamada “Myrtha Pools”. En enero de 2016 Moccagatta, conocido en ambiente de la natación por haber sido entrenador de José Meolans, asumió como funcionario público.

Mac Allister suspendió a Moccagatta y le inició un sumario

Los libros contables de P&MP demuestran que jamás habían vendido una pileta hasta la llegada de Moccagatta al cargo público. A partir de entonces, Moccagatta intervino en por lo menos tres expedientes, en los cuales analizó y prestó conformidad –en menos de 24 horas– para que la secretaría entregara subsidios para la construcción de piletas que iban a estar a cargo de “Myrtha Pools”. Y por las que P&MP cobraría una comisión.

El Ministerio de Deportes de la provincia de Misiones le pidió a la Secretaría de Deportes de la Nación fondos para construir dos piletas por un monto cercano a los 18 millones de pesos. En ese expediente figuran presupuestos de empresas que son similares al presentado por la representante de “Myrtha Pools”, pero sin el logo de la compañía. Suponen los investigadores que los presupuestos que se presentaron son falsos. El pedido de Misiones fue hecho el 24 de agosto de 2016, mientras que el análisis favorable de Moccagatta, en el que consideró que la tecnología de “Myrtha Pools” era adecuada y el precio era el de mercado, fue firmado un día antes.

De ese modo, en octubre de 2016 Mac Allister autorizó el subsidio de 1.235.323 dólares mediante el que la provincia de Misiones podría construir piletas en las ciudades de Posadas y Oberá. Por esa venta, la empresa P&MP que había fundado Moccagatta cobró 108.532 dólares de comisión.

En otro expediente fue la Facultad de Educación Física de la Universidad Nacional de Tucumán la que le solicitó –el 9 de noviembre de 2016– a la Secretaría de Deportes la suma de 18 millones de pesos para construir una pileta olímpica. El único presupuesto presentado fue el de “Myrtha Pools”. Ese mismo día Moccagatta consideró adecuada la propuesta y se la elevó a Mac Allister con la recomendación de otorgar el subsidio.

El 16 de diciembre Mac Allister resolvió otorgar el subsidio. Pero Moccagatta le pidió que aclarara que la pileta a construir en Tucumán debía tener ciertas características que –en definitiva– solo podía cumplir la de “Myrtha Pools”. Mac Allister lo hizo y ad referéndum de la subsecretaría que encabezaba Moccagatta se explicitó lo solicitado. La Universidad Nacional de Tucumán llamó a licitación pública, en la que se presentaron P&MP y otras dos empresas, que finalmente fracasó.

El tercer expediente por el que Moccagatta tendrá que dar explicaciones ante Lijo se inició por un pedido de construcción de una pileta por parte de Chubut Deportes Sociedad de Economía Mixta para que la ciudad de Comodoro Rivadavia tuviera un natatorio olímpico.

El esquema fue similar a los casos anteriores: las características de la pileta solicitada por Chubut eran calcadas a las que ofrece “Myrtha Pools”. Moccagatta prestó conformidad para la entrega del subsidio de 19 millones de pesos. Luego, a pedido del organismo chubutense, se cambiaron condiciones de la solicitud que dejaban a “Myrtha Pools” como la única empresa capacitada para realizar la obra.

Finalmente Chubut contrató por 1.140.000 dólares a la firma P&MP y se comprometió a pagar en tres cuotas el monto total convenido. La cuenta a la que transfirieron el dinero tenía como autorizados a operar a Fernández y a Moccagatta. En el contrato firmado por Fernández y un funcionario chubutense, la empresa P&MP puso como domicilio el mismo que Moccagatta informó como propio a la Dirección de Recursos Humanos del Ministerio de Educación y Deportes cuando ingresó como funcionario público. Un caso claro de negociaciones incompatibles con la función pública. Un caso de corrupción. Es por eso que en agosto próximo Moccagatta, Fernández y Ducasse tendrán que declarar ante Lijo.

 

 

 

Infobae

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados