Economía

Cayeron un 17% los fondos de Nación a Chubut destinados a la obra pública

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Un reciente informe de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) sobre ejecución presupuestaria del Gobierno Nacional evidencia una caída en las transferencias de fondos de obras para Chubut. Los datos son a mayo de este año. Ello evidencia que no habrá que esperar hasta 2019 para que comiencen los recortes.

Según los números del estudio privado, Nación transfirió $ 177 millones menos a la provincia hasta mayo, lo que evidenció una merma del 17 por ciento respecto a lo que se había registrado durante 2017, para la misma época del año.

El total de fondos girados en obra pública para la provincia ascendió a los 854 millones de pesos a mayo de 2018, mientras que para la misma época de 2017 fueron girados $ 1.032 millones. Hasta la fecha, el porcentaje de ejecución presupuestaria de transferencias de capital para Chubut fue del 40%.

Este escenario se replicó prácticamente en todo el país y en algunos casos con mayores caídas. A nivel global la merma interanual en el envío de fondos para obras públicas fue del 24%, pasando de los $ 51.163 millones, a $ 38.982 millones en lo que va de 2018.

Constrastes en la Patagonia

En la Patagonia, el contraste se refleja en la comparación con Neuquén, donde hubo un incremento de la obra pública del 11 por ciento respecto al año anterior, con una inversión que llegó hasta los $ 1.120 millones.

Al igual que Chubut, en Santa Cruz el recorte de obra pública fue del 17%, con un desembolso desde Nación tan solo $ 399 millones. Río Negro, por su parte, tuvo una caída del 16%, mientras que en Tierra del Fuego, hubo una baja del 1%, con recursos por 746 millones de pesos. En la Pampa, en tanto, se mantuvo prácticamente la misma proporción.

Las más favorecidas

Entre las menos favorecidas aparecen las provincias del norte y zona oeste del país. Así, para San Juan se giraron en lo que va de 2018 casi $ 1.000 millones menos, lo que representa una fuerte reducción del orden del 58%. Otras caídas significativas se dieron en Santiago del Estero y Formosa, con $ 1.200 millones y $ 1.000 millones menos respectivamente (-55%).

Solo tres provincias mostraron valores positivos en lo que va de 2018: Catamarca, Corrientes y la ya mencionada Neuquén. Lo que refleja la clara intención del Gobierno Nacional para achicar el déficit con un congelamiento de transferencias a las distintas jurisdicciones.

Catamarca fue la más favorecida en el transcurso de los primeros cinco meses del año. Los fondos transferidos se incrementaron un 21%, elevando en 178 millones de pesos las inversiones en infraestructura por parte del Gobierno Nacional.

Neuquén aparece en el segundo lugar del ranking en cuanto a la variación porcentual, con un aumento de $ 108 millones. Por su parte, para Corrientes hubo 52 millones más en relación a 2017 (+5%).

Meses atrás el Gobierno Nacional había anunciado el congelamiento de la obra pública con el fin de cumplir las nuevas metas fiscales. Aunque aclaró que aquellos proyectos que estaban en ejecución iban a seguir adelante.

El reacomodamiento del gasto de Nación también guarda relación con los objetivos establecidos con el Fondo Monetario Internacional. En ediciones anteriores del Económico, se anticipó que el recorte en gasto de capital (obra pública) será del 81% de acá a dos años. Lo que implicará una reducción de cerca de 240 mil millones de pesos con respecto a lo que estaba previsto, o una quita de 1,6 puntos en relación al PBI.

Mientras que solo para este año, está previsto ajustar a la baja el gasto de capital en 0,6%, lo que representa, alrededor de 105 mil millones de pesos y de cerca de $ 90 mil millones de cara al año próximo. La otra de las partidas que sufrirá recortes será la de transferencias corrientes.

Nuevos ajustes

En los últimos días se difundió un informe del FMI en el que se advirtió sobre la necesidad de nuevos ajustes para poder cumplir con las metas originales que se trazaron en el plan, sobre todo las de índole fiscal. Se planteó la posibilidad de postergar la reforma tributaria y la baja de impuestos para no afectar la recaudación.

Pero también, del esfuerzo extra de los gobiernos provinciales para poder achicar el déficit. Ello impactará aún más en las transferencias discrecionales, tanto de las de capital, como aquellas erogaciones para gastos corrientes de los gobernadores.

Este es otro de los puntos de discordia que se dirimirán por estas semanas, cuando los funcionarios nacionales busquen los apoyos necesarios para consensuar el Presupuesto 2019.

Justamente sobre este punto fue que el gobernador Mariano Arcioni mostró una postura crítica contra Nación en las últimas semanas. En declaraciones públicas afirmó que buscará consolidar el bloque patagónico en el Congreso de la Nación. Algo que en cierta forma hoy ya está funcionando.

Dentro del entorno también aseguran que el mandatario chubutense estaría interesado en conformar una liga de gobernadores que de una mayor fortaleza a los reclamos desde la provincia. “Hoy con 6 legisladores desde el Senado y Diputados mucho no vamos a poder hacer”, le repiten los cercanos a Arcioni.

Y de cara a 2019, en medio de los ajustes que se vendrán, será muy importante poder negociar cuáles serán las obras que se ejecutarán y cuáles no, además de los recursos para terminar de equilibrar las cuentas en casa

 

 

 

Diario Jornada

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados