Nacionales

Murió Pelusa: la Justicia había autorizado la eutanasia, pero aseguran que no fue necesario

El estado de salud de Pelusa se agravó en las últimas horas y los especialistas internacionales y médicos del zoológico que la atendieron desde el último fin de semana calificaron la situación de “irreversible”. Tal es así que, a pedido de las autoridades, la Justicia autorizó un pedido para “acelerar el deceso” del animal, para “evitarle sufrimiento”. Anoche, sin embargo, fuentes municipales  de La Plata aseguraron que no fue necesario llegar a la sedación
Ese pedido se había gestionado desde la tarde de ayer, cuando se constató una disminución de los signos vitales y de la respuesta de sus órganos. Se habló además de una “situación desesperante” ya que los signos de sufrimiento se hicieron evidentes.
“No fue necesario ayudarla a morir; tal como habían recomendado los especialistas”, aseguraron fuentes municipales que durante la tarde de ayer habían convocado al Fiscal Marcelo Romero -a cargo de la fiscalía dedicada a los animales- y al Juez Masi, y a especialistas de la facultad de Veteriaria de la UNLP; a la Fundación Frans Weber; a los expertos del santuario de Brasil y a los defensores del Pueblo de la Provincia y de la ciudad
“Acabamos de autorizar todos los procedimientos veterinarios necesarios para evitar sufrimientos, aún cuando ello implique acelerar el deceso. Todos los dictámenes son coincidentes en que el cuadro es irreversible”, afirmaron fuentes judiciales a este portal. Luego confirmaron que Pelusa falleció.
 
Las últimas horas de Pelusa
“Pelusa presenta una desmejoría en su estado de salud, manifestándose también por momentos señales de deterioro y dolor. Se le brindaron calmantes, no obstante se evidencia un cuadro irreversible de su situación”, se informó en el parte veterinario emitido ayer. Así fueron las últimas horas de la elefanta en el zoológico platense.
Durante los últimos días y tras quedar recostada se la atendió y mantuvo “hidratada y aislada térmicamente dentro de una carpa, con mantas y calefacción de exteriores”.
Pelusa sufrió una recaída de se estado de salud el pasado sábado a la mañana, cuando se recostó para descansar y no volvió a levantarse. A raíz de esa situación, se montó un operativo de trabajo encabezado por el equipo veterinario del Jardín Zoológico y los especialistas del Santuario de Elefantes de Brasil junto a la Fundación Franz Webers.
Lamentablemente, Pelusa no mostró sintomas de mejora, y el cuadro se fue agravando con el correr de las horas. En este contexto, durante la tarde de este lunes vecinos y proteccionistas se acercaron a las puertas del Jardín Zoológico para homenajear, recordar y dar fuerzas a Pelusa en este momento tan difícil de su vida.
Con carteles bajo la consigna “Fuerza Pelusa”, dieron muestra de apoyo a la elefanta que hace 50 años que se habitaba el ZOO platense.
Por su parte, el director del santuario ‘Global Sanctuary Elephants’ de Brasil, Scott Blais, que arribó a la ciudad, detalló que “comenzó a mostrar una menor respuesta a los estímulos, su torrente sanguíneo y los valores de los análisis comenzaron a desmejorar, indicando que la elefanta estaba en la etapa final de su vida”.
“Este es el resultado del cautiverio de casi 50 años en este espacio que es completamente insuficiente ya que no permitió la estimulación física, psicológica ni emocional”, sostuvo el especialista.
infocielo.com
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados