Política

Massoni pasó de ser el Capitán América a ser “Megamente”

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

La represión de Federico “Megamente” Massoni

Un nefasto superhéroe que se convirtió en maligno, devenido en cobarde represor que paso de ser el Capitán América a ser “Megamente” un personaje siniestro.

El personaje de Megamente se plantea una desviación social, que es descuidada por su inteligencia destructiva, con compañero Servil, un pescado que habla como único amigo que en este caso emularía a Daniel Taito. Es asistido además por un ejército de “Cerebots” que serían los trolls de taito que ponen en funcionamiento desde sus cerebros perversos.

Se trata de Federico Massoni, en nuestra provincia solemos tener a estos personajes como funcionarios. Ya había sido funcionario municipal en la gestión de Máximo Pérez Catán en Trelew y lo apodaron “Capitán América” por saber utilizar bien su profesión para escudarse de las jubiladas y jubilados y así poder entrarles a la casa. Además de esto, los empresarios de Trelew lo conocen muy bien porque los visitaba muy a menudo pero no con una mochila como Diego Correa sino con un portafolio ya que él es abogado.

También fue secretario de Seguridad en la gestión del ex Gobernador Martín Buzzi acercado por  su amigo íntimo Daniel Taito a quién ahora le devolvió el favor trayéndolo al gabinete de Mariano Arcioni en donde oficia de asesor externo, ya mando a pedir la caja de los entes descentralizados y colocó a todo su ex gabinete buzzista en cargos, además estaría terciarizando con empresas afines para poder hacer unos “milloncitos” que le permitan el retiro porque ya está claro que si llegó fue gracias a su tío Don Mario.

Massoni siendo estando con Buzzi denunció, simulando ser Lita de Lázzari, sobreprecios en la compra de cebolla y perejil en la Alcaidía de Comodoro Rivadavia, la misma estrategia utilizada ahora, cebolla para que lloren algunos y perejiles para que zafen otros.

Los primeros pasos del histriónico funcionario de calvicie rasurada símil al look de Sampaoli fueron al mejor estilo Freddy Villarreal con su personaje “Figuretti”, en los allanamientos de las causas “El Embrujo” y “Operativo Revelación” en donde aprovecho para realizar auto marketing aconsejado por su amigo con su personaje Capitán América pero se quedó en el dibujito animado y la función pública es un poco más sería que andar en allanamientos como intruso, y secuestrar dos porros y algunos preservativos en cabaret mientras el elefante blanco sigue operando en Chubut.

Luego “dialogó” con Edgardo Hompanera en los cortes de ruta de la semana pasada y ustedes ya saben el desenlace de su gran gestión. La capital de la provincia quedó aislada por más de seis horas por una estrategia que diagramaron en  las que le salió el tiro por la culata.

El “Capitán América” ahora “Megamente” para la sociedad, este martes tuvo su tarde noche de protagonismo (como le encanta) y mandó a reprimir a docentes y auxiliares apostados en uno de los accesos a la residencia del Gobernador en Rawson.

Si Federico Massoni, los gases lacrimógenos son elementos disuasivos, pero cuando los lanza una de las fuerzas represivas del Estado, como es la Policía, es represión. Alcanza con un solo disparo, usted conduce una cartera responsable de mantener el orden, no de provocarlo, conduce una fuerza encargada de proteger a la sociedad, no de agredirla, no vaya hacer cosa que el boomerang le pegue en la pelada al volver.

La brutal represión de este martes, fue hacia personas que hace casi 30 días ocupan pacíficamente el Ministerio de Educación sin ocasionar ningún daño y si usted cobardemente ordenó la represión y tiene algo de dignidad debería presentar su renuncia.

No hay excusas, en este caso no hubo encapuchados que generaron disturbios, no se trató de gremios combativos, ni de infiltrados, había que despejar la zona y se hizo, los que estuvimos presentes vimos lo que pasó y hay registros fílmicos por si algún trasnochado se atreve a dudar.

Sin dudas, no es el único responsable, el Gobernador Mariano Arcioni debe darse cuenta que la represión no es la forma de solucionar los conflictos y mucho menos perfumar la realidad al estilo Daniel Taito, porque para echarse perfume primero hay que bañarse para estar limpio.

La sociedad chubutense está cansada de estos personajes, ya los conoce, quiere gente con capacidad para salir de esta crisis, no personajes que están esperando el momento exacto para seguir el legado de corrupción de Mario Das Neves.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados