Comodoro Rivadavia

En la emergencia climática, los funcionarios le pedían a los proveedores facturas truchas o dinero

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr
El fiscal Omar Rodríguez indicó que se presentó un escrito de apertura de investigación por los sobreprecios en las contrataciones que hizo el Estado provincial en el marco del temporal en Comodoro Rivadavia. En concreto, hubo operaciones de corrupción donde se vieron beneficiados varios funcionarios del ex gobernador Mario Das Neves con la mercadería que debía ir a los damnificados de las lluvias y de la emergencia climática.
“Lo que surgió de la investigación es que la mercadería no ingresaba y en algunos casos llegaba la factura, que iba a un expediente, se autorizaba, se abonaba a un proveedor y este luego retornaba la plata a manos de los funcionarios”, dijo Rodríguez en rueda de prensa, en la que participó FM La Petrolera 89.3 MHz. El perjuicio que tienen probado hasta ahora es por 800 mil pesos, pero la sospecha es que el monto es muchísimo mayor.
La apertura de esta investigación pesa sobre los funcionarios Diego Correa, Diego Luther, Alejandro Gilardino, Leticia Huichaqueo y Marcelo Suárez. Todos ellos estaban al tanto o tenían relación con las necesidades de Comodoro Rivadavia tras el temporal y tomaban decisiones importantes. Como no existe sospecha de entorpecimiento, no se pedirá prisión preventiva de momento.
“Huichaqueo aparece en un contrato puntual para comprar carne en el marco de la emergencia. Esa carne no ingresó, en función de que en los galpones que debían depositarse no había heladeras ni equipos de frío. Y desde Comodoro Rivadavia, la responsable Alicia Dubreuil dijo que no recibió nada en el lugar”, explicó el fiscal Rodríguez.
“El proveedor siempre aparece como una víctima del funcionario infiel que exigía arbitrariamente una factura como condición de seguir cobrando lo que se adeudaba. Es decir: o esperaba esa factura o no cobraba lo que el estado le adeudaba”, explicó. Además, Rodríguez señaló que detectaron facturas apócrifas y que algunas provenían de empresas radicadas en Córdoba que se dedicarían a este tipo de falsificaciones.
“Todas las contrataciones ingresaban a través de la Unidad Gobernador y de ahí se les exigía la entrega de la factura sin mercadería o de dinero a cambio de seguir cobrando el proveedor los pagos. La Subsecretaría de Desarrollo Social elaboraba un memo para Correa y Gilardino para ser autorizado, donde aparecía que desde la Subsecretaría se compraba la mercadería cuando en realidad eso no sucedía”, apuntó Rodríguez.
“Al respecto a Huichaqueo, a instancias de ella le exigían a la responsable de depósito firmar los remitos cuando ella nunca lo había revisado. Ella firmaba y en los expedientes aparecía como que esa mercadería había ingresado cuando nadie controló”, repasó el fiscal. A su vez, “se quedaban con plata de la emergencia para paliar lo que sufrían los ciudadanos de Comodoro y parte de esa plata iba a algún funcionario”.
En el caso de Gilardino, Rodríguez apuntó: “tenemos elementos para sostener que él tenía conocimiento porque los dos decretos del gobernador de entonces tenían que ver con la responsabilidad de Gilardino en la contratación y compra de productos en el marco de la emergencia”.
El Comodorense
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados