Rusia 2018

Croacia, el próximo rival de la selección argentina en el Mundial: técnica, organización y la confianza de un buen arranque

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr
La selección croata lidera el grupo D luego de ganarle 2 a 0 Nigeria y tras el empate entre la Argentina e Islandia.
Croacia se vuelve a su cuartel general de Roschino, al norte de San Petersburgo, con algunas conclusiones interesantes para su futuro. La primera es la más obvia: lidera el grupo D luego de ganarle 2 a 0 Nigeria y tras el empate entre la Argentina e Islandia. La otra idea está acoplada a la primera: esa posición le permite afrontar el partido contra la Argentina con una vida extra en caso de ser necesario y buscar la clasificación directa yendo a ganar sin complejos
¿Qué es Croacia? Un equipo muy técnico, nada estático, con futbolistas que intercambian posiciones para mantener fluidez en el juego y que precisan que las cosas le vayan bien para tomar vuelo. Incluso contra un rival poco dañino como Nigeria. “No fue un partido fácil, pero recién estuvimos bien luego de cada gol. Los goles nos sirvieron para ganar confianza y jugar mejor. Tenemos que mantener eso para el próximo partido contra la Argentina”, dijo Luka Modric en la conferencia de prensa. La descripción es correcta. Croacia corre el riesto de bajar mucho su producción si el ánimo de sus jugadores no está respaldado por el resultado. Es un equipo que precisa de un buen viento para avanzar.
Los goles nos sirvieron para ganar confianza y jugar mejor. Tenemos que mantener eso para el próximo partido contra la ArgentinaLuka Modric (volante de Croacia)
Modric es el líder calmo de este equipo. Entra a conversar con la prensa en Kaliningrado como un chico correcto que juega bien al fútbol y además es buen alumno. Organiza el mediocampo con Ivan Rakitic en una sociedad extraña. No se juntan, se complementan. Se reparten los espacios para armar una idea cuyo desenlace se verá un par de metros más adelante. Modric se movió en la misma posición que en el Real Madrid, sobre el sector derecho y ese fue su punto de partida. Contra la Argentina tal vez aparezca unos metros más adelantado. A los costados del eje Modric-Rakitic aparecen Ivan Perisic y Ante Rebic, dos carrileros potentes pero con manejo de los aspectos sutiles del juego. Pueden cambiar de posición sin problemas y no perder profundidad.
Andrej Kamaric mira siempre el arco de frente. Da la puntada final para poner la pelota en el área y que luego Mario Mandzukic vaya a lo suyo. El delantero de Juventus es un jugador dificil de manejar. En ocasiones se va muy lejos del área, pivotea y genera espacios para la llegada de los volantes. Dentro del área interviene siempre con situaciones de peligro y con cualquier parte de su cuerpo.
Croacia cuando domina es un equipo que se mueve en un bloque de 25 metros. Eso involucra a su línea defensiva. Por lo tanto, cómo asume riesgos, deja espacios. Avisada de eso no es raro que Rakitic se pare entre los centrales Lovren y Vida para no verse sorprendidos con algún contraataque y salir a cortar pronto. La Argentina podría tener posibilidades ciertas con ese espacio disponible. La cuestión es si Croacia será tan sincera en su planteo cuando juegue contra la Argentina.
Argentina sigue siendo la favorita del grupo, un empate no cambia eso. Pero tenemos nuestro juego para ir a ganarZlatko Dalic (DT de Croacia)
“Argentina sigue siendo la favorita del grupo, un empate no cambia eso. Pero tenemos nuestro juego para ir a ganar. Si el equipo está concentrado en su idea podemos pensar en quedarnos con los tres puntos. Iremos a eso”, dijo Zlatko Dalic, el técnico bosnio que dirige a Croacia.
Buena técnica, organización desde atrás de Rakitic, cabeza fría para jugar el partido por parte de Modric y la potencia de Mandzukic para el desgaste con los defensores. No es la nueva invención del fútbol moderno, pero Croacia sabe a que juega y lo sabe desde antes de llegar a Rusia. Eso es lo que todavía tiene que descubrir la Argentina.
Fuente: lanacion.com
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados