Cordillera

Salud concretó importantes acciones de prevención de vih-sida en comunidades originarias cordilleranas

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

El Área Programática de Salud Esquel, dependiente del Ministerio de Salud del Chubut que conduce Adrián Pizzi, y la Fundación AIDS Healthcare (AHF), realizaron acciones de sensibilización, testeo rápido y consejería de VIH-Sida en las comunidades originarias y rurales de Lago Rosario y Sierra Colorada, con el objetivo de reducir las barreras de accesibilidad a la información y las prácticas preventivas de esta patología.

En tal sentido, un equipo interdisciplinario de 15 personas, conformado por profesionales del equipo de salud de la zona, integrantes de la Fundación AHF y referentes locales, visitó alrededor de 40 familias que viven en esa zona rural, realizando un total de 33 análisis de sangre en el momento para la detección de VIH.

A su vez, la actividad incluyó la realización de dos charlas sobre los aspectos más importantes de la enfermedad, una en el Centro Comunitario de Lago Rosario, que estuvo abierta a la comunidad, y otra en instalaciones de la Escuela Secundaria de Sierra Colorada, de la que participaron alumnos del lugar. En ambos espacios también se brindó la posibilidad de realizar testeos rápidos a las personas interesadas.

Además, la iniciativa incluyó la difusión de información y la entrega de material de prevención a las comunidades originarias y rurales, tanto en español como lengua mapuche.

PRIMERA VEZ

Sobre la iniciativa, la Lonco de Lago Rosario y Sierra Colorada, Rosa Ñancucheo, valoró la posibilidad de capacitación y de abrir las puertas de su comunidad para abordar la salud de sus integrantes. “La gente estaba ansiosa porque nunca se había hecho una actividad sobre la temática y es muy importante para nuestra salud”, dijo.

A su vez, la referente de la Fundación AHF, Guillermina Alaniz, destacó que desde la ONG acompañan las acciones del Estado, con la intención de llegar a diversos ámbitos y distintas poblaciones, entre ellas las comunidades originarias, para que “las personas que viven con VIH sepan de su estado, accedan al tratamiento y no se transmita la enfermedad”.

Por su parte, el jefe del Departamento de Programas del Área Programática Esquel, Emiliano Biondo, destacó el trabajo articulado entre los tres sectores y consideró que “es un puntapié para empezar a trabajar sobre las barreras de acceso de pueblos originarios a las estrategias preventivas”.

Vale recordar que la intervención surgió a partir de la capacitación que recibieron Trabajadoras Comunitarias de Salud en Terreno (TCST) del Área Programática Esquel y la Lonco Rosa Ñancucheo, en el marco del Consejo Consultivo Indígena Nacional, con la participación de la Fundación AHF, y la posterior articulación con la cartera sanitaria provincial.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados