Internacionales

Donald Trump dictó a su exmédico el parte que certificaba su “salud extraordinaria”

“Él dictó toda la carta. Yo no escribí esa carta”, reveló Bornstein en la entrevista con la señal estadounidense.
La misiva, hecha pública por la campaña de Trump, aseguraba que “la fortaleza física y resistencia” del empresario reconvertido en político eran “extraordinarias”. 
Bornstein, quien fue médico personal de Trump durante más de tres décadas, cobró notoriedad durante la campaña electoral de 2016, cuando afirmó que si su paciente ganaba los comicios sería “el individuo más sano jamás elegido para la Presidencia”.
“Si es elegido, el señor Trump, puedo declararlo inequívocamente, será el individuo más sano jamás elegido para la Presidencia”, ensalzaba el texto publicado en diciembre de 2015.
Bornstein, conocido por su pelo largo y sus anteojos redondos, aseguró que Trump le dictó la carta mientras él y su esposa conducían por el Central Park, reseñó la agencia de noticias DPA. 
“Trump dictaba la carta y yo debía decirle lo que no podía poner. Pasaron a llevarse su carta a las 4 de la madrugada o algo así”, indicó. 
El facultativo había sido noticia ayer por asegurar que custodios del mandatario registraron su consultorio y se llevaron su historia clínica a comienzos de 2017.
En declaraciones al canal NBC News, Bornstein dijo que el guardaespaldas de Trump, Keith Schiller, y otro hombre ingresaron en febrero de 2017 en su consultorio en Nueva York y se llevaron la información.
“Tienen que haber estado aquí 25 o 30 minutos. Esto generó gran caos”, dijo, y añadió que se sintió amenazado.
Keith Schiller fue durante mucho tiempo el custodio personal de Trump cuando era empresario y es considerado muy leal al mandatario.
Después de que Trump asumiera como presidente en enero de 2017, obtuvo un puesto en la Casa Blanca que abandonó en septiembre.
Bornstein habló de una requisa, pero la portavoz de Trump, Sarah Sanders, rechazó esta versión y dijo que no fue un registro sino que es un procedimiento estándar que el cuerpo médico de la Casa Blanca tome posesión de la historia clínica del nuevo presidente. 
El incidente se produjo después de que Bornstein dijera a un diario que prescribió durante años una medicina para hacer crecer el cabello a Trump, según informó NBC News.
Tampoco Schiller llama la atención de la prensa por primera vez.
Cuando Trump echó en mayo de 2017 al entonces jefe del FBI James Comey, fue Schiller quien llevó la carta de despido personalmente de la Casa Blanca a la central del FBI.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados