Internacionales

40 días de protestas en Nicaragua: universidades tomadas, quema de edificios y ataques parapoliciales

 

Nicaragua volvió a amanecer hoy convulsionada tras 40 días protestas con múltiples marchas en todo el país, la toma de estudiantes de una de las universidades públicas más importantes de Managua e incendios de dos edificios en Masaya, al este de la capital, ocasionados por un grupo de desconocidos.
Esta mañana temprano, varios jóvenes ocuparon la sede de la Universidad de Ingeniería (UNI) y permanecen atrincherados en su interior, según informaron en las redes sociales.
Con la ocupación de la UNI suman ya cuatro las universidades “tomadas” por estudiantes, que buscan presionar al gobierno de Daniel Ortega para negociar su salida del poder, según han dicho líderes del M19A, informó la agencia de noticias DPA.
Aún así, el Movimiento 19 de Abril (M19A), que dirige las protestas estudiantiles, no ha confirmado si los ocupantes en la UNI son miembros de esa u otra organización.
Las instalaciones de la UNI fueron escenario de las primeras protestas estudiantiles que comenzaron el 17 de abril, con fuerte asedios, gases lacrimógenos y balas de goma de la policía antimotines y fuerzas de choque del gobierno
En la jornada de hoy, se registraron, además, múltiples marchas pacíficas y sentadas se realizaron en diferentes partes del país.
Ayer, según denunció el portal de Managua, El Nuevo Diario, desde la Universidad Centroamericana (UCA) denunciaron un ataque a morterazos ejecutado en horas de la madrugada por encapuchados.
En un comunicado, el padre José Alberto Idiáquez, rector de la UCA, explicó que “exactamente a las 12:45 a.m., dos camionetas Hilux, con hombres encapuchados en la tina de una de ellas, dispararon con un mortero de una libra contra los dos vigilantes que cuidaban el portón principal de la universidad”.
Mientras, en Masaya, a 25 kilómetros de la capital, las sedes de la Fiscalía y de la Procuraduría de Justicia amanecieron este lunes en llamas, después de que desconocidos atacaran sus instalaciones de madrugada.
Ninguna agrupación se ha atribuido los ataque, que consumió casi completamente ambos locales, según testigos.
Pablo Cuevas, vocero de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que ambos edificios fueron evacuados previamente por las autoridades que retiraron todo su mobiliario y archivos.
El Nuevo Diario, de Managua, informó además, que desde la madrugada del jueves, tras la suspensión temporal del diálogo nacional mediado por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN, se registraron en Nicaragua al menos cuatro asesinatos, desapariciones de jóvenes, ataques a balazos desde camionetas doble cabina contra manifestantes antigubernamentales y asedio ejecutado por motorizados, principalmente, en horas de la noche.
Las protestas y la violencia parapolicial se dieron en vísperas de la primera reunión de la comisión mixta del diálogo nacional, formada para intentar reabrir las negociaciones trabadas desde el miércoles pasado.
La comisión está formada por tres delegados del Gobierno del presidente Ortega y tres de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, integrada por estudiantes, empresarios y sociedad civil representados en el diálogo nacional.
La crisis inició en abril pasado con una protesta estudiantil contra una reforma al Seguro Social, que afectaba a miles de trabajadores y jubilados, y se extendió a raíz de la violenta acción de policial y paramilitar contra los manifestantes.
Hasta el momento, el gobierno reconoció 22 muertos desde el inicio del conflicto, pero según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) las víctimas suman al menos 79, además de 868 heridos y 438 detenidos, en su mayoría ya liberados.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados