Sin categoría

Se abrió investigación por abusos sexuales en Capdim de Trelew

En una audiencia de control de detención realizada en la sala de la cámara penal, ubicada en el sexto piso de tribunales, el Ministerio Público Fiscal, representado por la fiscal general María Tolomei y el funcionario de fiscalía Enrique Kaltenmeier, presentaron las imputaciones sobre la persona encargada del taller de panadería en el Centro de Amigos y Padres de personas discapacitadas mentales (CAPDIM), que surgen a partir de diversas denuncias formuladas por familiares de las víctimas. 
Se considera que el rubro de panadería es uno de los principales talleres de esa institución, y en los últimos seis años estaba a cargo del imputado, que actuaba como maestro panadero y además solía presentarse como pastor de una iglesia evangélica. 
Hechos denunciados
De acuerdo al relato llevado adelante por los representantes fiscales, y según la denuncia presentada, el día 16 de abril de este año una de las alumnas concurrió normalmente al centro, cerca de las 13, y cuando se fue a cambiar al baño fue seguida por el maestro panadero, quien ya en su interior le pidió que se bajara los pantalones, a lo que la víctima se negó, pero de todas maneras, el hombre la forzó y finalmente la sometió sexualmente. 
Sin embargo, una integrante del personal llegó hasta el lugar y pudo observar cuando la alumna se acomodaba la ropa y al imputado en el sector de duchas explicándole que “solamente estaban charlando”.
A partir de allí, de las consultas y los relatos, se desprende que ante la convocatoria por parte de los directivos a familiares, comienzan a conocerse distintos hechos donde participaba el panadero pastor, cuyas víctimas resultaron ser diferentes alumnas que contaron las diferentes situaciones que vivían.
La fiscal María Tolomei manifestó que la víctima de aquel suceso se explayó y dijo haber recibido la amenaza de no contar, mientras sus familiares encontraron razones cuando la concurrente les expresaba que no quería acudir al taller. 
También entre los detalles que se fueron conociendo desde los propios testimonios, se supo que los lugares elegidos por el abusador eran los sanitarios y el depósito de harinas.
El 18 de abril y el 20 del mismo mes familiares de sendas víctimas asientan nuevas denuncias, mientras el 19 de abril una mujer también hace saber que su hija de 26 años habría sido abusada sexualmente, cuestión que comentó en familia a partir de todo lo que se iba conociendo. En este último caso habría sucedido en el depósito de harinas y en el relato hizo saber que hasta había sido amenazada con un cuchillo en su espalda para que no dijera nada.
Una última denuncia hasta el momento, fue radicada el 24 de abril en la fiscalía, contando los familiares que el hombre les decía que por mas que contaran no se las iba a tener en cuenta porque “como eran así nadie les iba a creer”. En este caso la habría sometido sexualmente en los baños, aunque esto sucedía en reiteradas oportunidades y con varias alumnas, a quienes les hacía lo mismo y las amenazaba, lo que generaba que no quisiera acudir a Capdim los días de ese taller.
Elementos
El Ministerio Público Fiscal expuso sobre los elementos que llevan a efectuar las imputaciones, basados en los relatos de entrevistas con personal y familiares de víctimas, una inspección ocular efectuada por personal de comisaría de la mujer donde se verifican los sitios señalados, y también las cámaras internas donde las imágenes dan cuenta de los pasillos y la entrada al baño confirmando lo sucedido en el hecho del día 16 con el ingreso de la alumna y su maestro detrás. 
Por otra parte, se llevaron adelante exámenes médicos y se secuestraron prendas del imputado, que cuando fue llamado a una reunión dijo que “él solía tener impulsos”.
Delitos y penas
Entre las medidas que restan llevar adelante, se mencionó los testimonios de las víctimas que deberán efectuarse en la modalidad de cámara gessel. Los delitos endilgados son: abuso sexual con acceso carnal, agravado por haber sido cometido como encargado de educación de sus víctimas, dos hechos en concurso real entre sí, y abuso sexual simple y reiterado, cuatro hechos en concurso real entre sí, en concurso real con hechos de coacción agravada por uso de arma, todo como autor. 
Estos delitos están enmarcados en los artículos 119, cuarto párrafo inciso b y primer párrafo, 149 inciso primero, 55 y 45 del código penal, estimándose que la escala penal es de ocho años como pena mínima y mas de 50 años como máxima.
Continúa el viernes
La defensa, ejercida por Martín Castro, no puso reparos a la apertura de investigación, la que fue resuelta por el Juez Marcelo Nieto Di Biasse, pero ante una necesidad de interiorizarse mas profundamente acerca de las imputaciones por parte del abogado, se decidió en acuerdo de las partes continuar la audiencia el próximo viernes en horario que fijará la oficina judicial, y en la oportunidad se alegará sobre la medida de coerción que solicitará el Ministerio Público Fiscal, seguramente por el tiempo que dure la investigación.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados