Política

Miquelarena apuntó contra Carlos García Lorea, expresidente del Banco, por las filtraciones

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

El procurador general de Chubut, Jorge Miquelarena, dejó por escrito ayer mucho más de lo que expresó luego en el contacto con los periodistas que lo esperaron a la salida del Juzgado Federal de Rawson.

Concretamente, en su denuncia le puso nombre y apellido a quien él cree un personaje fundamental en las filtraciones de la “Operación El Embrujo” que llevó a la cárcel al exsecretario privado de Mario Das Neves, Diego Correa y a otras cuatro personas: Carlos García Lorea.

Aunque en el texto de la denuncia presentada ante el fiscal federal Fernando Gelvez el procurador se refiere a “Carlos Lorea”, en verdad se trata de Carlos García Lorea, un abogado que fue director de la Casa del Chubut hasta mediados de 2008 y luego desembarcó al frente del Banco del Chubut hasta poco antes del final del segundo mandato de Das Neves, de donde se fue envuelto en un escándalo por la denuncia de “discriminación” contra una directora de la entidad que presentó la Asociación Bancaria.

Precisiones

En su denuncia, Miquelarena da precisiones sobre el papel de García Lorea en la presunta filtración de información a Correa sobre las intervenciones telefónicas en el marco de la causa que se investigaba en Chubut.

El procurador señala que “el día 20 de febrero se produce una comunicación a las 11:56 AM entre el señor Correa y su mujer, Natalia Mc Leod, donde le manifiesta desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que estuvo reunido casi todo el día con el Dr. Carlos Lorea, y que inclusive estuvo hablando por espacio de tres horas en el domicilio de Lorea, quien además le habría dado indicaciones de cómo manejarse en la causa.”

Correa y García Lorea se conocen desde hace muchos años.

Es más, siempre se dijo que fue García Lorea el que se lo presentó a Das Neves cuando este fue designado al frente de ese organismo por el entonces presidente Eduardo Duhalde.

Por entonces, Correa era un efectivo de la Policía Federal asignado a la dirección de la Aduana.

Miquelarena dice en la denuncia que Correa repitió lo de su reunión con García Lorea y la famosa frase de “al procurador lo tienen apuntado” en otra conversación grabada con un exfuncionario provincial.

Pero también le asigna relevancia a la presunta filtración que habría alertado a los investigados, otra charla captada por los investigadores: la de la imputada y con pedido de captura Daniela Souza, quien el 21 de febrero –un día después de la reunión de Correa con García Lorea- “habla con su novio para hacerle saber el urgente cambio radical de planes, ya que tiene que mudarse en forma urgente del dúplex que estaba ocupando, que resulta ser –según las pesquisas- propiedad de Correa”.

La misma Souza fue grabada en otra conversación, el mismo día, con un familiar directo en que le hace saber que hay “unos quilombos de esos y que hay un rumor de que tiene intervenida la línea”.

Para Miquelarena, es “obvio que a partir de ese momento los teléfonos intervenidos dejaron de tener ningún tipo de interés para la causa”.

El procurador dijo que le parecen dignas de ser investigadas por el fiscal federal “la ilegítima e ilegal filtración que se habría producido de un oficio judicial alertando ni más ni menos que a los investigados precisamente de que estaban siendo investigados y sus teléfonos intervenidos”, entre otros temas.

También le dedicó un párrafo a lo que él considera parte de la filtración ilegal: “Otro elemento que merece ser denunciado y que es una muestra más del tremendo entorpecimiento que existió en esta investigación es que el día 5 de marzo, dos días antes de que se produjeran los allanamientos y las detenciones, en la columna del diario El Chubut, bajo el título ‘Se dice que…’ se hace mención que la Procuración habría preguntado en la AFIP local (Trelew) sobre la existencia de perros con capacidades en la búsqueda de dinero para el allanamiento de la casa de un exfuncionario.”

Según Miquelarena, “la noticia resultó parcialmente falsa puesto que nunca se preguntó nada en la AFIP, sin embargo existieron consultas en la Ciudad Autónoma y esto es otro síntoma inequívoco de la ilegalidad con la que alguno se maneja”.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados