Cordillera

Verano en la Comarca Andina: naturaleza, lagos y relax

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr
Una cabalgata en los alrededores de Cholila.

Un costado menos conocido de la Patagonia. Desde El Bolsón a Lago Puelo, todas las opciones del próximo verano para los que buscan unas vacaciones lejos de las grandes ciudades y en conexión con la naturaleza.

Naturaleza, dos Parques Nacionales, un flamante Patrimonio Mundial, fiestas, buena gastronomía y paisajes que parecen salidos de otro mundo: si se trata de atractivos, el sur ofrece, y ofrece mucho.

La Comarca Andina del Paralelo 42 es una región de la cordillera patagónica que une a las localidades de Lago Puelo, El Hoyo, Epuyén, Cholila, El Maitén y El Bolsón, en la zona limítrofe de Chubut y Río Negro. Conectada al resto del país por los aeropuertos de las dos ciudades cercanas, Bariloche y Esquel, puede ser recorrida casi en su totalidad teniendo a la emblemática Ruta 40 como eje. Cuáles son las opciones que se vienen para este verano.

Lago Puelo

Ubicada al sur del Paralelo 42, esta villa de montaña chubutense ofrece buenos paisajes, tanto de la cordillera de los Andes como del Parque Nacional Lago Puelo. Uno de los microclimas más sanos del planeta, bosques abundantes y excelente producción de frutas finas son tres de los fuertes de este lugar.

Además de descansar en medio de la naturaleza, este verano tendrá una interesante oferta para mantenerse activo: caminatas, pesca deportiva, cabalgatas, escalada, excursiones, paseos costeros y actividades náuticas como paseos en kayak. El Parque Nacional Lago Puelo ofrece varias excursiones por sus senderos, además de navegaciones. Por otro lado, el Parque Acrobático – Aventura entre los árboles y el parque temático Millán Lemu son buenas opciones para disfrutar en familia.

                                                               Lago Puelo y los senderos ideales para trekking.

Una novedad este año es la Ruta Cervecera, con ocho fábricas de cerveza artesanal y un patio para disfrutar las distintas variedades junto a opciones gastronómicas. Y hablando de gastronomía, no hace falta decir nada más que las palabras clave: cordero patagónico cordillerano, truchas, ciervo, jabalí ahumado, salsas de morillas (hongo de ciprés) y frutos rojos. Además, hay producción artesanal de helados, chocolates, licores, dulces y jaleas hechas con frutas de la zona.

Por otro lado, merece una visita la feria Puelo Produce (todos los fines de semana) en la plaza central, que presenta una gran cantidad de artesanías, instrumentos, vitraux, tejidos, chocolates, helados, cervezas artesanales, alfajores y trufas, entre otros.

El Bolsón

Bosques, montañas y lagos cristalinos se fusionan para hacer de este lugar un paraíso en Río Negro, a 120 kilómetros de Bariloche y a 180 de Esquel.
Cómodo y placentero, El Bolsón ofrece una vasta lista de cabañas, hoteles y hosterías, además de delicias gastronómicas: cervezas artesanales, una gran gama de productos orgánicos y platos regionales, producción local de paté, truchas ahumadas, tomates confitados, hongos de pino y ciprés, y frambuesas, frutillas, boysenberries, corintos y arándanos que se transforman en tartas, tortas, jugos, licuados y copas heladas.

                                                                    Los paisajes de ensueño de El Bolsón.

Entre los paseos a tener en cuenta para este verano está el Cerro Piltriquitrón (a 13 kilómetros), desde donde se aprecia una vista panorámica de los valles de El Bolsón, Lago Puelo y El Hoyo. Desde la plataforma, además, salen vuelos en parapente y es uno de los mejores lugares del país para practicar este deporte.

También en clave activa, se puede hacer rafting en los ríos Azul, Puelo y Manso, travesías en 4×4 en el Cerro Saturnino, cicloturismo y escalada.

Los eventos para el verano: del 23 al 25 de febrero se hará la Fiesta Nacional del Lúpulo, un clásico de esta localidad reconocida por su producción de cervezas artesanales. Además, la feria regional (todos los martes, jueves, sábados y domingos) en la plaza céntrica es el lugar para comprar artesanías locales y hay espectáculos artísticos y musicales, sobre todo en temporada alta. Para ir en familia: el Bosque Temático “Belenus”.

Y como diferencial, El Bolsón también tiene opciones de bienestar, con un conjunto de terapias complementarias que ofrecen diversos centros de la localidad y que se combinan con alimentación orgánica.

El Hoyo

Su particular geografía (está en un valle encajonado entre montañas) le da un microclima especial que acompaña muy bien la tranquilidad de este lugar en Chubut. Lo recomendado: ya que es la Capital de la Fruta Fina, hay que hacer una visita a sus chacras para conocer (¡y probar!) sus productos gastronómicos artesanales. Frambuesas, frutillas, cerezas y grosellas se suman a una enorme oferta gastronómica de establecimientos y productos.

                                                                                        Puerto Patriada, el Hoyo.

Del 12 al 14 de enero se hace, además, la Fiesta Nacional de la Fruta Fina.
Entre las excursiones: Puerto Patriada, en el Lago Epuyén, rodeado de nieves eternas y bosques nativos; La Catarata, con una caída de 80 metros de agua pura de montaña; el desemboque del río Epuyén; o la reserva ecológica Parque Raúl Solari. Lugares que permiten disfrutar de kayak, bote a remo, navegación a vela, cabalgatas por los bosques y pesca deportiva.
Imperdible: el Laberinto Patagonia. Creado con más de 2.000 cipreses, posee una superficie de 8.500 metros cuadrados y tiene nueve entradas, pero sólo una de ellas permite llegar al centro.

Epuyén

El Lago Epuyén es uno de los espejos de agua más transparentes de la cordillera y, al no tener aporte de glaciares, es de los más cálidos. Perfectas para disfrutar en familia, sus playas son bajas y de canto rodado.
Para tener en cuenta: se ofrecen actividades náuticas como navegación a vela y paseos en kayak, además de trekking y senderismo por lugares en los que los sonidos de la naturaleza son la única interrupción. El río Epuyén es ideal para la pesca deportiva.

                                            Senderismo y Kayak, algunos de los favoritos de Lago Epuyén.

Eventos: con tradición ya de varias décadas, Epuyén celebra cada año la Fiesta del Artesano, cuya próxima edición se realizará del 19 al 21 de enero.

El Maitén

El nombre de El Maitén suele sonar asociado a un tren con mucho encanto: el Viejo Expreso Patagónico (conocido por todos como “La Trochita”). Esta localidad es el punto intermedio más importante en su recorrido, que va de Ingeniero Jacobacci (Río Negro) a Esquel (Chubut), y aquí están los talleres y el museo ferroviario. Un paseo en este tren de trocha angosta es imperdible, y del 9 al 11 de febrero se hace la Fiesta del Tren a Vapor.

Cerca, también hay opciones naturales impactantes, como el Área Natural Protegida Cañadón de los Ensueños, a 5 kilómetros, donde, tras dos horas de caminata, se encuentra una cascada que sorprende por su belleza. Además, en el valle del río Chubut se pueden realizar actividades náuticas y pesca deportiva de trucha arco iris.

Cholila

Varios lagos; un gran valle; una puerta de entrada al Parque Nacional Los Alerces (Patrimonio Mundial desde 2017); la cabaña donde vivió Butch Cassidy; y la Fiesta Nacional del Asado, uno de los festejos más populares de la zona.

Ubicada a 30 kilómetros de la Ruta 40 y a 38 de Epuyén, desde Cholila se puede acceder a los lagos Rivadavia, Cholila, Lezama, Cisne, Mosquito, El Cóndor y Pellegrini, con una oferta que incluye pesca deportiva, cabalgatas y excursiones variadas.

                                                       Villa Lago Rivadavia, Cholila (Fotos por Carlos Mir)

Todos los veranos se organiza la Fiesta Nacional del Asado, una celebración multitudinaria –que en 2018 será del 2 al 4 de febrero–, donde miles de personas disfrutan de música en vivo, una feria al aire libre y la megaestrella: claro, el asado.

Infobae

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados