Internacionales

Murió Thomas Griesa, el juez que condenó a la Argentina por la deuda en default

A los 87 años falleció Thomas Griesa, el juez de segundo distrito de Manhattan, quien se hizo conocido a nivel internacional por llevar adelante la causa por los bonos de deuda en default de la Argentina, que concluyó con un arreglo con los acreedores en abril de 2016.
Griesa llevó adelante por más de una década la causa por el incumplimento de deuda soberana más grande de la historia, al que condujo hasta su finalización, casi como una asignatura personal.
Pocos meses después de finalizar la causa entre grupos de tenedores y el Estado argentino, con la gestión del mediador Dan Pollack, el magistrado neoyorquino se retiró en junio de 2017.
Griesa fue un duro interlocutor para nuestro país. Si bien se mostró flexible en un inicio, cuando una Argentina todavía convaleciente por la crisis propuso un canje de deuda en 2005 -al que le sucedió otro de menor alcance en en 2010- para rescatar los títulos impagos luego de la debacle económica de 2001/2002, condenó en 2012 a la Argentina a pagar la totalidad de la deuda a los llamados “fondos buitre”, como se conoce en el mundo financiero a los grupos inversores que compran bonos en default para litigar contra los países.
A mediados de 2014 Griesa congeló los pagos de bonos reestructurados, condenando al país a un “default selectivo”, en una medida criticada hasta por el Fondo Monetario Internacional y el gobierno de Barack Obama.
Cuando Mauricio Macri sucedió a Cristina Kirchner en la Presidencia, las negociaciones se reactivaron y Griesa celebró la oferta de pago de USD 9.300 millones para concluir la demanda, que habilitó el levantamiento de las medidas cautelares contra la Argentina.
“El juez Griesa me expresó y me pidió que haga público el hecho de que le dio un enorme placer poder ejercer su discreción y levantar la cautelar como resultado del cambio dramático de circunstancias en la Argentina después de la elección del presidente Macri”, refirió el mediador Pollack tras el acuerdo con los acreedores en abril de 2016.
Griesa cumplió con su palabra, ya que había anticipado que se iba a retirar cuando termine el litigio de la Argentina.
Ahora los casos pendientes, por montos residuales, quedaron en manos de Loretta Preska, la misma jueza que entiende en la causa que presentó el fondo Burford Capital contra la Argentina por la expropiación de YPF.
Griesa, que estuvo cerca de 15 años a cargo de las demandas de los holdouts contra la Argentina, transfirió muchos de esos juicios a otros magistrados de la corte federal de Manhattan. El 98% de las causas que la Argentina tenía en el tribunal de Nueva York por el incumplimiento luego de la caída de la convertibilidad ya fueron resueltos.
infobae.com
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados