Educación

Fernando Menchi: “Dejate de hinchar las pelotas”

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Así le dijo el Sr. Fernando Menchi Ministro de Educación de Chubut a una docente que le solicitaba $1000 por mes para darle el desayuno a 55 niños que participan de una orquesta. 

El maltrato se produjo apenas terminado el acto inaugural de la Feria del Libro de Trelew, donde el Ministerio de Educación tuvo una escasa participación, o mejor dicho, cualquier participación de dicho Ministerio, se realiza a través de Panamerican Energy, que aparentemente, ha pasado a ser una nueva Dirección de Nivel para los docentes.
Teniendo de testigo a otras docentes y a Sra. Nerina, quien trabaja en el área de Comunicación del ME, el Ministro no tuvo ningún pudor en responder así al reclamo justo de una docente que le mostraba las notas de pedido denegadas por los Subsecretarios de la cartera educativa. Mientras tanto, otra docente le recordaba, que él en varias oportunidades reconoció la importancia que tienen las Orquestas y Coros, aunque sin embargo,  los docentes que se desempeñan en estos programas (que fueron desfinanciados desde Nación), no cuentan con contrato de trabajo para 2016 y que recién en agosto les pagaron de manera irregular los meses trabajados hasta julio. Recordemos que los profesores comenzaron su trabajo en marzo, con la promesa de tener de manera rápida, el contrato laboral, el que hasta entrado septiembre no aparece.
“No trate de economizar sangre de gauchos. Este es un abono que es preciso hacer útil al país” le decía Sarmiento a Mitre…. Parece que las cosas no cambiaron mucho, solo los apellidos… Hoy podrían ser Menchi y Bullrich o viceversa.

Dejanos tus comentarios

2 Comments

  1. El anónimo autor de la nota, en el afán de exculpar a este maleducado, lo compara con Sarmiento y de paso le pega a Bullrich, poniendo de manifiesto su propia ignorancia y mala leche, y el fracaso de una ecudcación que no es precisamente la que instaló Sarmiento, ni la que intenta recuperar Bullrich.

  2. Anónimo

    Fue un gesto desagradable de parte de Mechi, pero no se puede evitar apreciar el amarillismo de la nota.
    Jorge Barzini-