Sin categoría

Salió cuarta pero el amor es más fuerte

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr
El
escándalo en la justicia en Puerto Madryn es mayúsculo, las quejas no sólo de
los concursantes que se sienten usados ha tronado fuerte en el Consejo de la
Magistratura, un organismo cada vez más desprestigiado. Resulta ser que los
primeros no son primeros y que los cuartos son primeros. “Que alguien lo
explique” dijo uno de los participantes que ha jurado no presentarse más a
ningún cargo, “total, son todos acomodados, es la gran familia judicial”. 
La
recientemente designada jueza de paz de Puerto Madryn que a pesar de haber
salido cuarta fue nombrada, se trata de Elsa Patricia Hernández y que según la
evaluación de los integrantes del Consejo de la Magistratura no podría haber
entrado ya que no obtuvo el mejor rendimiento académico pero como se contempló
su relación con las asociaciones vecinales y la comunidad, además de ser la
mujer del jefe de los fiscales, tuvo el privilegio de ingresar a la gran
familia judicial. 
A
pesar de haber salido anteúltima, algunos sostienen que, al ser la mujer del
destacado jefe de fiscales de esa ciudad, Daniel Baez le ha permitido a
Hernández ocupar ese lugar. 
Lo que se conoce como acomodo
Hernández
llegó gracias a  los votos de los
representantes de Abogados de Madryn, Carlos Del Mármol, de Comodoro Rivadavia,
Jorge Amado Gutiérrez; y Martín Iturburu de Esquel; el presidente Horacio Crea;
y Mario Galdes, el consejero popular de Trelew.
Orden
de mérito
Desde
el Consejo de la Magistratura se dictaminó el siguiente orden de mérito. En
primer lugar se ubicó la concursante Anabella Pagoto Fuhr quien mantuvo un
excelente nivel escrito y oral dando cuenta de los conocimientos técnicos
jurídicos que le permitieron responder la totalidad de las consignas escritas y
orales, asimismo pudo explicar los fundamentos elaborados para justificar sus
conclusiones.
El
segundo lugar correspondió a Sergio Segovia que tuvo una buena producción
escrita, en la evaluación oral respondió muy bien a los diferentes planteos
realizado por la mesa con relación al código contravención y la problemática a
la violencia de género, sin embargo no pudo mantener el alto nivel demostrado a
la ley de marcas y señales de allí la diferencia con la concursante Anabela Pagoto
Fuhr.
El
tercer lugar fue asignado a Valeria Dantina  que tuvo una buena exposición oral contestando
con precisión todas las preguntas que se realizaron pero en la evaluación
escrita no respondió en forma completa las consignas que se le requirieron
tanto con relación a los deberes de los funcionarios públicos como en las
medias que los estabilimen se deben adoptar para eliminar la discriminación de
la mujer, si bien contestó, en ambos casos se limito a enunciar sus deberes y
no a explicar su significado.
Destacan
su excelente producción oral y en los casos prácticos de la evaluación escrita
de elaboración de guía y sentencia contravencional a diferencia de los otros
concursantes sólo tiene titulo secundario mientras que el resto son abogados o
anotados en la carrera de derecho.
Sus
conocimientos teóricos y prácticos más firmes tienen relación a las actividades
más frecuentes del juzgado de paz.
En
cuarto lugar se ubicó a Elsa Patricia Hernández quien mejoró la evaluación oral
el nivel demostrado en lo escrito que tampoco fue completo como la participante
anterior, si bien tiene el conocimiento 
suficiente para el cargo sus respuestas fueron muy limitadas, ajustadas
al mínimo y en la evaluación oral no logró profundizar sobre los temas
evaluados con la excepción en el tema contravencional. 
Y
por último, a Teresa Fernández que desde el Consejo de la Magistratura no
consideraron muy bueno su exámen.
Desde
este sitio le deseamos a Hernández una gran carrera, y a pesar que le habría
confesado a sus íntimos que ahora con el buen sueldo que pasará a cobrar del
Poder Judicial tiene ganas de tomar nuevos rumbos en lo personal, recuperando
viejos  vínculos que la hacían sentir muy
bien.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados