Política

Precandidatos a intendente deben alcanzar mínimo de 2.073 votos para pasar a octubre

El cierre del padrón electoral definitivo para las PASO del próximo 9 de agosto -que será el mismo para las generales de octubre- arroja cuáles son los valores de mínima que debe lograr cada partido que concurra a las urnas para pasar estar el 23 de octubre en el cuarto oscuro. Es que el mínimo necesario para plantear las candidaturas exige el 1,5% de los votos válidos emitidos.
En ese contexto, y tomando de punto de partida las cifras del padrón provincial, contabilizar ese porcentual de votantes dará el valor de mínima que deben lograr los postulantes, aunque hay que tener en cuenta que la cifra concreta de votos necesarios se conocerá recién con el recuento, ya que vale recordar por ejemplo que en las elecciones de 2011 solo concurrieron a las urnas el 79,66% de los votantes, una cifra a la que hay que restar además el 9,67 de votos en blanco (que cuentan como válidamente emitidos) y el 1,48% de anulados entonces.
Basados en las cifras globales del padrón es que puede establecerse que de los ocho precandidatos a la gobernación, solo pasarán a octubre aquellos que obtengan el respaldo de al menos 6.220 electores. En el caso del FpV, por ejemplo, que es el único con dos precandidatos en pugna para esta categoría -Martín Buzzi y Miguel Díaz-, y suponiendo que ambos obtuvieron el piso establecido, quien irá a las generales será aquel que obtuvo la mayor cantidad de votos.
Las Primarias también definirán –además de las fórmulas presidenciales– quiénes serán los candidatos a diputados y senadores nacionales para la Provincia, que renueva 3 diputaciones de las cinco (las restantes dos se extienden hasta 2017) y los tres escaños del Senado, con lo que puede darse el caso de que en octubre haya partidos o alianzas que tengan fórmula presidencial porque lograron sumar el 1,5 por ciento de los votos emitidos a nivel nacional (como distrito único), pero que no cuenten con candidatos a diputados o senadores en aquellas provincias en las que no hayan logrado superar ese mismo piso.
De modo inverso, puede darse el juego de partidos que obteniendo la cantidad de votos en Chubut no lo obtengan a nivel nacional, con lo que llegarían al cuarto oscuro en octubre con la boleta “corta”, es decir sin el primer cuerpo nacional para la Presidencia, pero sí con postulaciones a Senador y Diputados.
LOS UNOS Y LOS OTROS
En este último esquema –aunque de modo voluntario- se inscribe Chubut Somos Todos (ChST), que no acompañará candidaturas en ese rubro, por lo que vale recordar que al igual que en octubre, en las PASO los votantes podrán cortar boleta, elegir y completar su voto entre distintos partidos y alianzas para cada uno de los cargos que estarán en disputa, siempre que haya un solo voto para cada categoría en contienda.
Por otra parte, y mientras la mayoría de los partidos concurre a las Primarias con listas únicas en los casos mencionados, en el FpV se debate aún la posibilidad de internas entre la lista al Senado que encabece Mario Pais y la que proponga a Néstor Di Pierro. En este caso, las candidaturas se eligen por lista completa a simple pluralidad de votos.
Mientras, en la elección de diputados nacionales y según la legislación electoral vigente, para integrar la lista definitiva cada agrupación política aplicará el sistema de distribución de cargos que establezca su respectiva carta orgánica partidaria o el reglamento de la alianza partidaria. En Chubut convivirán el sistema D’Hont que aplica la mayoría de los partidos, con el de porcentajes que comenzará a implementar la UCR tras la alianza nacional con el PRO.
Este esquema mencionado es el que rige para todos los cargos legislativos en compulsa en la elección, ya que cabe recordar que con las elecciones unificadas, Chubut también define sus diputados provinciales y concejales en cada municipio.
LA INTENDENCIA
Siguiendo la misma línea de cantidad de sufragios necesarios para pasar las Primarias y que la boleta llegue a las urnas en octubre, en el caso municipal los precandidatos a la intendencia deben sumar 2.073 votos, teniendo en cuenta el padrón definitivo que abarca a 138.170 votantes.
Mientras el cierre de listas tendrá lugar el sábado y es en esa fecha que se conocerá a ciencia cierta quiénes serán los precandidatos en pugna por cada partido, por ahora aplica la misma lógica que en los anteriores: pasa quien obtenga el mínimo del 1,5 % de los votos válidos, y en caso de haberlo superado sumadas todas las líneas de cada partido, se formaliza la precandidatura de quien más sufragios haya obtenido.
El Patagónico
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados