Sin categoría

El Ministerio de Salud puso en funciones a la nueva directora del Hospital Rural de Cholila

Se trata de la licenciada en Bioimágenes Marcia Valenzuela, que asumió en el cargo luego de que durante el lapso de dos meses se llevara adelante una intervención con el objetivo de reorganizar y mejorar el funcionamiento de los servicios del centro asistencial.
El Ministerio de Salud del Chubut, a través del Área Programática de Salud Esquel, puso en funciones a la nueva directora del Hospital Rural de Cholila, Marcia Valenzuela, quien es licenciada en Bioimágenes y asumió en el cargo luego de que durante el lapso de dos meses se llevara adelante una intervención tendiente a reorganizar y mejorar el funcionamiento de los servicios del centro asistencial.
El acto en el cual se puso en funciones a la flamante directora tuvo lugar el pasado miércoles 17 de junio en las instalaciones del nosocomio cordillerano; fue encabezado por el director y el director asociado del Área Programática Esquel, Ricardo Piégaro y Diego Pedretti; y también contó con la presencia de personal de salud de los distintos servicios.
Consultado al respecto, el director asociado del Área Programática Esquel, Diego Pedretti, señaló que “el nombre de la nueva directora surgió luego de la consulta entre referentes de los distintos servicios del hospital de Cholila”, y teniendo en cuenta “la mirada y apuesta política del ministro Corchuelo Blasco, que es buscar hospitales abiertos y reintegrar al equipo de salud a las tareas comunitarias en terreno”, remarcó.
Motivos de la intervención 
Sobre los motivos que llevaron a la intervención del nosocomio cordillerano, Pedretti recordó que “fue una decisión tomada en conjunto con el ministro Corchuelo Blasco”, en virtud de que “se presentaban numerosas falencias en la organización interna del hospital, para cumplir con el objetivo principal de atender a la población”.
“Desde diciembre de 2014, el ministro tuvo visitas y charlas previas con personal del hospital para tratar de reencausarlo, pero hubo falta de gestión y manejo desde la Dirección y se decidió la intervención”, indicó.
Regularización interna 
Asimismo, el director asociado del Área Programática Esquel manifestó que durante la intervención se registraron actos que fueron debidamente denunciados y están siendo investigados por las autoridades de la Fiscalía de El Hoyo. “Se registraron cortes de cables telefónicos, rupturas de enchufes, el hurto de una impresora térmica, falta de llaves de acceso y de planillas de asistencia, perjudicando a todos los servicios de atención sanitaria”, precisó.
También “se aplicaron medidas disciplinarias a personal médico del nosocomio que fueron impuestas según la reglamentación vigente por el no cumplimiento de regímenes horarios y cambios de turno, así como por demorar la atención de pacientes”, lo cual estaba registrado “en el libro de guardia de enfermería y en notas presentadas por referentes de los servicios”, sostuvo Pedretti.
De la misma manera, durante la intervención “se realizaron correcciones, observaciones y cambios en los procesos de estadística y facturación de las prestaciones, entre ellas la obra social Pami”, lo que “posibilitó volver a niveles acordes al trabajo que debe realizar el hospital, superando los 10.000 pesos mensuales”, valoró.
Trabajar para la comunidad 
En tanto, Pedretti destacó que durante la intervención “concretamos la creación de la figura del coordinador médico y buscamos actualizar la nómina de diabéticos e hipertensos, mejorar los controles de embarazadas y de crecimiento y desarrollo del niño, y reorganizar los ficheros de los pacientes crónicos, facilitando, entre otros servicios, el acceso a las recetas mensuales”.
“En la búsqueda de llegar a la comunidad, mejorar la captación y recaptación de pacientes, se logró integrar nuevamente la tarea de los trabajadores comunitarios de salud en terreno y sumar al servicio de kinesiología para la reapertura del gimnasio hospitalario, un espacio de actividad física que había sido una novedad para toda la localidad, había contribuido a afianzar los lazos entre los pacientes y el equipo de salud, pero se había cerrado sin fundamento”, explicó, resaltando que “para su reapertura enviamos a reparar y a proyectar la compra de nuevos equipos”.
Además, el referente de la cartera sanitaria detalló que “se concretó la entrega de sets para intubación de pacientes adultos y pediátricos; se realizó el servicio de mantenimiento del ecógrafo portátil, que llevaba tres años sin revisión técnica; y se entregó una computadora nueva para el sector de personal”.
Hospitales abiertos a la comunidad
Por otra parte, el referente de la cartera sanitaria explicó que “durante la intervención se logró afianzar el doble turno en el funcionamiento de los servicios del hospital, no solo de los consultorios médicos, ya que también se ampliaron los horarios de los servicios de farmacia y administración”.
De la misma forma, “se dio inicio a reuniones de trabajo por servicio y del personal en general, buscando fomentar el diálogo, el intercambio de ideas y la mejora en el clima laboral”, agregó.
“Estas acciones implicaron una mejora directa en el funcionamiento del hospital y, por ende, la atención de la población, y permitieron dar por terminada una triste etapa”, remarcó Pedretti, poniendo de relieve que “la mayoría de los trabajadores de este hospital son personas de bien, de honor, de entrega y compromiso diario en la labor de mitigar el dolor y el sufrimiento y de mejorar la calidad de vida de cada persona de la comunidad”, finalizó.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados