Sin categoría

El IPV avanza en Madryn con la construcción de viviendas para descendientes de pueblos originarios

Bajo la modalidad de autoconstrucción, financiando el aporte de la totalidad de los materiales y la ejecución de mano de obra, el Instituto Provincial de la Vivienda concreta una novedosa arquitectura acorde a la cosmovisión de la comunidad “Willi Pu Folil Kona” de Puerto Madryn.
Con financiamiento del Gobierno de la Provincia, a través del Instituto de la Vivienda (IPV), avanza en Puerto Madryn la construcción del complejo de viviendas para descendientes de la comunidad nativa “Willi Pu Folil Kona” que, bajo la modalidad de autoconstrucción, se ejecuta en el sector noroeste del barrio Presidente Perón.
“Ya estamos terminando la primera vivienda, y mientras tanto vamos haciendo trabajos en las otras casas”, señaló la referente de la comunidad y lonko, Rita Rosa, quien detalló que están “levantando tres casas simultáneamente, de un total de siete” unidades habitacionales.
La referente destacó el “apoyo permanente y constante del Instituto Provincial de la Vivienda, con quienes tenemos un convenio por el cual estamos pudiendo construir estas viviendas. Anhelamos mucho, sobre todo en estos tiempos en que está tan frío, contar con nuestra casa propia, sobre todo por los niños”.
“Aspiramos contar con una vivienda para vivir dignamente, como todos merecemos”, agregó, marco en el cual también hizo referencia a que “estas casas son totalmente distintas a las que habitualmente construye el Instituto Provincial de la Vivienda. Son circulares, con características distintas, lo que ha constituido un gran desafío, tanto para los arquitectos del Instituto Provincial de la Vivienda, como para quienes las estamos construyendo. Es la primera vez que se emprende algo así a nivel nacional y aparentemente también sudamericano”, añadió Rita Rosa.
Estas unidades habitacionales, “como nos dieron participación en el diseño, fueron planteadas con la forma de un cultrum, que es un instrumento mapuche que tocamos las mujeres en las ceremonias. También tiene su puerta mirando al este, ya que nuestra cosmovisión como pueblo señala que las fuerzas vienen del este, del antú (sol) y los nehuenes, para comenzar el día. Por eso esta característica de las viviendas”, explicó.
En cuanto a la evolución del proceso constructivo, la Lonko de la comunidad Willi Pu Folil Kona expresó que están “trabajando en la medida que” el factor meteorológico diario “nos posibilita, ya que con los fríos, la piedra pórfido” que se utiliza para el proceso de construcción, “es muy compleja de trabajar hasta lograr el fraguado” de la mezcla cementicia. “‘No tira’, de acuerdo a como aseguran los oficiales y albañiles que aquí están trabajando”.
“Tenemos que tener un poco de paciencia con el clima, mientras continuamos haciendo lo que podamos, adelantando trabajos en otros sectores, hasta que el clima nos favorezca. Seguimos haciendo todo lo que podemos. Se nos extiende el tiempo” de construcción “por lo climático”, aunque se sostienen “trabajando igual en lo que se puede”.
Por último, resaltó la decisión política del Gobierno Provincial de generar viviendas por autoconstrucción y con la cosmovisión de la comunidad de pueblos originarios, ya que “resulta para nosotros muy importante poder observar y hacer con nuestras manos nuestra propia casa. Vamos probando cómo queda mejor cada piedra y cada familia opina sobre su casa, siempre en comunidad, como debe ser”, concluyó Rita Rosa, referente de la comunidad mapuche Willi Pu Folil Kona.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados