Sin categoría

Destacan el proyecto “Cuero de Pescado Patagónico” por su innovación en diseño y calidad del producto

En la II Expo Industrial que se realizó en Comodoro se expuso sobre el programa que incentiva el aprovechamiento integral de capturas y la elaboración de nuevos productos a base de pescado, que desarrolla el Gobierno de la Provincia junto a la UNPSJB y con el financiamiento del Consejo Federal Pesquero. Se trata de capacitar artesanos y emprendedores para profundizar técnicas de diseño con el objetivo de que surjan innovaciones con diversas materias primas. 
Se presentó en la II Expo Industrial, Comercial y de Innovación Tecnológica de Comodoro Rivadavia, que tuvo lugar en el Predio Ferial, el proyecto “Cuero de Pescado Patagónico”, impulsado por la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco”, la Subsecretaría de Pesca de la Provincia, el Ministerio de Desarrollo Territorial y Sectores Productivos de Chubut, y el Consejo Federal Pesquero. Allí se puso en valor el trabajo que se viene realizando desde hace dos años con el objetivo de profundizar técnicas de diseño para obtener un producto genuino, innovador y característico de la región.
Del encuentro participaron los oceanógrafos de la Subsecretaría de Pesca de la Provincia Fabián García, y Graciela Sarsa López, junto a la arquitecta de “Atando Cabos”, Marina Villelabitia. En la oportunidad se presentaron los proyectos del programa que van desde la elaboración de subproductos con cuero de pescado, hasta el ensilado y la extracción de colágenos.
García explicó que se trata de tres proyectos específicos. Primero, “Cuero de Pescado” para el aprovechamiento integral de las capturas, donde “todo lo que es considerado como residuo podemos transformarlo en un elemento productivo”. El de “Ensilados”, destinado a la preparación de proteínas para los alimentos balanceados de animales y el proyecto de extracción de colágenos.
“Tenemos expectativas con los proyectos y la presentación sobre las bondades del cuero de pescado. Trabajamos en él durante un par de años y tenemos afinado todo lo que es el proceso de obtención de la materia prima utilizado en otros subproductos”, consideró García.
En ese sentido valoró la integración de la diseñadora Marina Villelabeitia para trabajar haciendo innovación de diseños tecnológicos. “Tenemos un proyecto que ya está avalado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial  (INTI) en todos sus aspectos técnicos, y contamos con las certificaciones sobre la calidad del producto que es el cuero de pescado, con las aprobaciones sobre rasgamiento, tracción y todo lo que implique el uso en la industria del calzado y de la marroquinería”, refirió y sintetizó que en la Patagonia no existe este tipo de trabajo.
Proyecto “Atando Cabos”
Por su parte, Villelabeitia indicó que se sumó al proyecto para tratar de inculcar todo lo relacionado con el desarrollo de las economías regionales.
“Este proyecto tiene sus virtudes ambientales pero necesariamente hay que bajar a tierra las aplicaciones del material una vez curtido, así que con ‘Atando Cabos’, que es el emprendimiento de impacto social que llevo a cabo, me encargo de capacitar a la gente que en su mayoría son artesanos de la región sur”, explicó y sostuvo que buscan incorporar capacitaciones para diseñadores “en otras localidades donde este producto se sume por lo innovador que resulta”.
“La mayoría de los artesanos no provienen de la marroquinería, con lo cual han hecho un esfuerzo enorme para incorporar el cuero de pescado de manera textil utilizando lana o insertarlo este material en el vidrio”, comentó y adelantó que se realizará una convocatoria en Coyhaique y la Región de Aysén en Chile, con la idea de trabajar con las dos cuencas, remarcando la integración Atlántico- Pacífico.
“Es muy interesante el desafío porque son otras especies y otros tamaños y desde el diseño es una actividad proyectual, que tiene que ver con prefigurar lo que no existe para darle una forma de manera ordenada, metódica y de verificación”, afirmó Villelabeitia.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados