Sin categoría

El Ministerio de Salud realiza múltiples acciones para mejorar el funcionamiento del Hospital de Cholila

La cartera sanitaria “quiere hospitales abiertos a la comunidad de mañana y de tarde, donde la gente tenga voz y voto en algunas decisiones”, remarcó el director del Área Programática Esquel, Diego Pedretti, quien está a cargo de la intervención del nosocomio cordillerano y esta semana se reunió con la intendenta Valeria Campos y representantes del Concejo Deliberante local.
Con el doble objetivo de regularizar la atención que se brinda a la comunidad y el funcionamiento interno de la institución, el Ministerio de Salud del Chubut, a través del Área Programática de Salud Esquel, se encuentra realizando diversas acciones en el Hospital Rural de Cholila, en el marco de la intervención del nosocomio que comenzó a fines del mes de abril, cuando el titular del organismo, José Manuel Corchuelo Blasco, efectuó su última visita a la región cordillerana.
Origen de la intervención
Al respecto, el director asociado del Área Programática Esquel, Diego Pedretti, señaló que la intervención del nosocomio de Cholila se decidió porque en un momento dado “el hospital estaba funcionando solamente por la mañana, los turnos eran nada más que programados, no había turnos a demanda espontánea, se cerró el gimnasio y se redujo la cantidad de caminatas” que formaban parte de las actividades saludables que se promovían, “y cayó la recaudación que financiaba el hospital”.
“Todo esto, sumado a algunos conflictos personales entre el plantel médico y el plantel de enfermería, hizo que se fueran resquebrajando algunas relaciones interpersonales dentro del hospital y que cada vez haya mayor tensión dentro de la comunidad hospitalaria”, indicó Pedretti, precisando que “el ministro Corchuelo Blasco tuvo tres charlas previas con personal del hospital para tratar de reencausarlo, pero la falta de gestión y manejo desde la Dirección lo hizo imposible y se decidió la intervención”.
Además, “en 2014 se atendieron 6.000 pacientes por consultorio y 7.000 por guardias”, cuando “nosotros tenemos que hacer que el 10% de las consultas sean por guardia y el resto por consultorio”, detalló. 
Hospitales abiertos a la comunidad de mañana y de tarde
“Con la intervención lo que queremos es que las pautas de trabajo sean las mismas que estamos dando para todos los hospitales rurales, el Ministerio de Salud quiere hospitales abiertos a la comunidad de mañana y de tarde, donde la gente tenga voz y voto en algunas decisiones”, remarcó Pedretti, estimando que “el encause” del hospital de Cholila “no debería ser algo que durara más de un mes, hasta encontrar un director que quiera llevar a cabo las pautas ministeriales, que son para todos los hospitales rurales similares”.
“En el Área Programática Esquel, el hospital de Cholila es el único que no estaba funcionando según las pautas ministeriales y provocaba carga de enfermedad en la población, porque no atendía a la gente como corresponde, que es en lo que tanto hincapié pone el ministro Corchuelo Blasco”, dijo. 
Reuniones interinstitucionales
En este marco, el director asociado del Área Programática Esquel, que está a cargo de la intervención, mantuvo esta semana una reunión con la intendenta de Cholila, Valeria Campos, y representantes del Honorable Concejo Deliberante local. “Hicimos la presentación del Convenio Colectivo de Trabajo y de la forma y los horarios en que todos los servicios del hospital, fonoaudiología, kinesiología, psicología y los consultorios médicos, empezarían a trabajar nuevamente”, sostuvo y destacó que “queremos un hospital que esté abierto a la comunidad mañana y tarde, que es algo que la comunidad desea”.
“Estamos tratando de rearmar nuevamente las caminatas, de reabrir el gimnasio, todo lo que era la actividad física, y nombrando a una coordinadora médica para que se vuelva a trabajar sobre el seguimiento de los pacientes crónicos, diabéticos e hipertensos, y el control del niño sano, según las normas y las pautas nacionales y provinciales”, detalló Pedretti.
También “le hemos pedido en estas reuniones a la clase política del pueblo que colabore con la Dirección del hospital, que se acerque y tenga mayor contacto, que pregunte qué se necesita, cómo está trabajando, si el personal está cumpliendo efectivamente la programación que se dispuso, y que traten de que la gente también tome decisiones con respecto al funcionamiento del hospital”, sostuvo, indicando que “si bien algunas decisiones son meramente técnicas, hay otras decisiones que son de funcionamiento y que el pueblo, la gente, la comunidad y la clase política sí pueden tomar”. 
Programa SUMAR: balance y capacitación
Por otro lado, Pedretti encabezó recientemente junto al referente provincial del Programa SUMAR, Francisco Galassi, un encuentro del cual participaron los profesionales del hospital de Cholila, que sirvió para abordar los alcances de dicho programa nacional puntualizando en los procesos y la facturación desarrollados por el nosocomio, así como en los resultados obtenidos, durante 2014.
Hace tan solo un par de años, en este nosocomio “trabajamos muy fuertemente con el Programa Sumar, de hecho en algunos momentos, a modo de ejemplo, recaudábamos 9.000 o 10.000 pesos por mes a través de la facturación de este programa”, mientras que “el año pasado hubo meses en los que se recaudaron 2.000 o 4.000 pesos como mucho y en el último tiempo hubo algunos meses que no se facturó nada, porque se rebotaron muchas prácticas debido a que no se estaban llenando bien las historias clínicas y los papeles”, manifestó.
En este sentido, un asistente del área de Informática del programa brindó al personal una actualización y capacitación del módulo de facturación del sistema CMDB (Conjunto Mínimo de Datos Básicos). 
Controles
En otro orden, el director asociado del Área Programática Esquel manifestó que “dentro de lo que es una mejora para la seguridad del hospital, tanto para el personal como para los pacientes, se está trabajando en la colocación de cámaras, a raíz de algunos pequeños hechos delictivos que se sucedieron, producto de que un grupo minúsculo dentro del hospital no tomó bien la intervención y se registraron algunos actos de sabotaje: desparecieron elementos de trabajo y se cortaron líneas telefónicas y la red de internet, que lo único que hace es afectar a la comunidad”.
A su vez, “se está trabajando en la colocación de un reloj digital para el control del horario del personal”, añadió y puso de relieve que “se tomaron medidas reglamentarias con quienes no cumplen con el Convenio Colectivo de Trabajo”.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados