Política

Das Neves perdió la lucidez política

Desde que a Das Neves se le metió
en la cabeza la idea de ser presidente allá por 2009 comenzó la debacle en
Chubut. Hoy a siete años de ese mal olfato político, Das Neves lleva la misma
cantidad de años desorientado que los que gobernó de 2003 a 2009.
Chubut lleva siete años
resistiendo la vieja política, pujando por el recambio generacional, y las
nuevas prácticas políticas, en donde la democracia ejercite la participación,
la igualdad,  en donde prevalezca el
proyecto colectivo por sobre los intereses y la ambición personal.
La falta de olfato y lucidez
cada vez es más notoria, al igual que el caso del Juez de la corte suprema
Carlos Fayt, ya muchos en Chubut se preguntan y dudan sobre la capacidad de Das
Neves para tomar las mejores decisiones.
Sumado a la carga que posee
por las denuncias e investigaciones sobre las presuntas coimas de PAE, las
cuales están dando que hablar legalmente, sumado a una cordillera indignada por
el “Curro Verde”, y los lastres en el valle de Máximo Pérez Catán en Trelew y
Sastre en Puerto Madryn, no dejarán oxigenación para que Das Neves pueda
mostrar una leve mejoría, su situación se agravará con el correr de los días, y
las PASO serán la sala de terapia intensiva a la que él no quería entrar porque
sabría lo que sucedería.
De 2009 a esta parte el
líder de “ChuSoTo” se viene equivocando sistemáticamente, y se puso en
evidencia luego de las elecciones de 2013, en donde haber ganado parece haberle
jugado en contra, volver al poder no le beneficia a Das Neves, cada vez que
Mario tuvo el poder se vio lo peor de él, la soberbia y prepotencia como
pilares de su liderazgo, carente de proyecto colectivo, la toma de decisiones
en una sola persona,  influenciado por
sus hijos, ha dejado a este político a la mitad del río sin poder cambiar de “monta”.
La incapacidad para tener
equilibrio, y el maltrato a sus precandidatos como a Mariano Arcioni, que de
vice gobernador pasó a Intendente, y   que de seguir “arriándolo” así terminará
retirado antes de comenzar su carrera política, deja a Das Neves en una
posición anormal, la cual genera la duda en los chubutenses.
A sus precandidatos los ha tirado
sobre la mesa como fichas de casino, esta “ludopatía política” hace pensar a más
de uno que esta reiteración en el tiempo, concluyó en la falta de lucidez, por
la cual la inseguridad pasó a ser el eje de sus movimientos políticos, en donde
su mejor herramienta pasó a ser la “garrocha” para saltar y acomodarse según
sus propios intereses.
Las últimas determinaciones
de Das Neves no sólo afectan a su entorno, con el cual fabricaron “ChuSoTo” en
su “quincho familiar”, sino que ha involucrado a los ciudadanos poniéndolos
como escudo y de excusa con lo cual pretende pasarse del Massismo al FPV con
Daniel Scioli sin el menor estupor utilizando a la gente como mercadería para
venderla al mejor postor.
No son buenas las
comparaciones, pero esta falta de lucidez lo pone a Das Neves en el ojo de la
tormenta, algo similar está pasando a nivel nacional con el Juez Fayt,  a quien ya su edad y estado de salud le han
hecho perder la lucidez, algo normal a esa altura de su vida. En el caso de Das
Neves los casi 40 años haciendo política le han provocado un desgaste evidente
que le ha pasado factura a su salud, la falta de dinámica política y de
candidatos a intendentes, sumado a la falta de asesoramiento profesional, han
convertido a “ChuSoTo” en un envoltorio con plazo de vencimiento.
En estos días “ChuSoTo”
volvió a poner la enfermedad de Das Neves en el eje de la cuestión política,
cuando son cuestiones personales, y debería poner los intereses de la provincia
aun por sobre su salud. Chubut no puede estar hablando de la salud de un
candidato, salvo que esta circunstancia afecte la actividad política y normal
desenvolvimiento y perjudique los intereses de Chubut , ni esta ser el eje de
las elecciones; si esto se hace es porque claramente hay alguien que se
victimiza e intenta sacar provecho de las miserias humanas aun menospreciando
su propia vida.
Por Dario Fernández
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados