Nacionales

Tres provincias patagónicas padecen la ceniza del volcán Calbuco

Neuquén y Río Negro sufren con mayor intensidad la presencia de ceniza volcánica, que obligó a cortar el tránsito en cuatro pasos fronterizos y a suspender vuelos a Neuquén, Chapelco, Bariloche y Comodoro Rivadavia. En Chubut, por su parte, la rotación del viento produjo una leve disminución del fenómeno, pero se mantiene en alerta. Varias ciudades exhiben un panorama desolador, entre el gris de sus paisajes y la soledad en sus calles.
Finalmente, ayer no llegó ceniza volcánica a la zona de Comodoro Rivadavia, tal como había confirmado a este medio la oficina del Servicio Meteorológico Nacional. Tampoco lo hizo a Trelew, pese a lo que habían afirmado desde la Estación Experimental Agropecuaria Chubut del INTA.
Sin embargo, no se descarta que esto pudiera pasar en los próximos días, si es que se produce un cambio en la dirección del viento, que ayer sopló en dirección norte y centro llevando cenizas volcánicas a tierras porteñas, la provincia de Buenos Aires y La Pampa.
De esta forma, por el momento la situación está controlada en gran parte de Chubut, pero ello también dependerá de una posible tercera erupción del volcán Calbuco, que ya afectó al norte de Chile, hasta Talca, y gran parte de la Patagonia argentina, desde San Martín de los Andes hasta El Hoyo y Lago Puelo, donde el jueves se decretó el alerta amarilla.
Es que la llegada de ceniza oscureció las ciudades y tiñó de gris los verdes paisajes de la zona, cancelando todas las operaciones aéreas a Bariloche y Neuquén y produciendo suspensiones en Chapelco y otros aeropuertos, afectados indirectamente por la llegada de vuelos desde esos destinos, o con dirección a ellos, como sucedió en Comodoro Rivadavia.
HAY ELECCIONES EN NEUQUEN
Según se pudo confirmar, Neuquén fue una de las zonas más afectadas. Ayer durante gran parte del día, en su capital, la visibilidad fue casi nula y también en sus alrededores, incluyendo ciudades como Junín, San Martín de Los Andes y Villa La Angostura.
Pese a este panorama, se confirmó que mañana se realizarán las elecciones generales en la provincia, luego de que se pusiera en duda su ejecución para garantizar la seguridad de la población. De esta forma, Neuquén elegirá gobernador, 35 diputados provinciales, 16 intendentes y concejales, en un panorama similar al de 2011, cuando la erupción del volcán Puyehue también puso en duda el proceso electoral.
Por otra parte, continuarán suspendidas las clases en esa provincia, al igual que el paso del tránsito en algunas rutas, principalmente por la baja visibilidad, que también afecta desde el jueves la utilización del paso Cardenal Samoré, en la ruta Nacional N° 231 que vincula a Villa La Angostura con Chile. La alternativa, en este caso, es utilizar el Paso Pino Hachado, ruta Nacional N° 242, habilitado con precaución.
La visibilidad, reducida también, produjo el corte del tránsito en los pasos Mamuil–Malal que une Junín de los Andes con Curarrehue y Pucón (Chile); Carirriñe que conecta esa misma ciudad y San Martín de los Andes con Panguipulli y Coñaripe; e Icalma, que enlaza Villa Pehuenia con Melipeuco, Cunco y Temuco.
Vialidad Nacional informó que se habilitó el tránsito, con precaución, por las rutas nacionales N° 237, en el tramo Piedra del Aguila-San Carlos de Bariloche, y la N° 40, Camino de los Siete Lagos, lo que permitió que decenas de viajeros que habían quedado varados por el cierre de caminos pudieran continuar su viaje a destino.
CAI PODRA JUGAR EN ROCA
Similar panorama se vive en Río Negro, donde también se suspendieron las clases en gran parte de la provincia. Allí resultaron más afectadas Cipolletti y Roca, donde hoy la Comisión de Actividades Infantiles enfrentará a Deportivo Roca a partir de las 14:30 por la 6ª fecha del Torneo Federal A.
Ayer por la tarde Bomberos Voluntarios trabajaron en el campo de juego y en las tribunas del estadio Luis Maiolino, luego de que disminuyera la intensidad de la ceniza y mejorara la visibilidad en la zona.
“Hubo ceniza toda la noche, pero hoy (por ayer) ya no. En el estadio estaban los bomberos locales lavando las tribunas y el sintético para sacar la acumulación. El tema es que no haya más viento porque la ceniza en suspensión en la zona del valle es muy voladora”, explicó el periodista Daniel Nestares a Diario Patagónico.
Mientras tanto, en Bariloche continúan suspendidas las clases y actividades administrativas. Además, unos 600 turistas se encuentran varados y están alojados en forma gratuita por la Asociación Hotelera de Bariloche, que se reunió con la Secretaría de Turismo y el Ente Mixto de Promoción Turística.
CONTINUA EL ALERTA EN CHUBUT
Diferente es la situación en Chubut donde la zona de la Comarca Andina es la más afectada. Sin embargo, la rotación del viento produjo una disminución en la caída de ceniza, quedando en suspensión y mejorando gradualmente la visibilidad.
Así lo explicó Claudio Mazza, director de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Salud del Chubut. “Me comuniqué con el director de Defensa Civil, Evaristo Melo, y me comentó que hoy no hay ceniza en la superficie de los pueblos de la Comarca Andina. Esto depende del viento, pero las partículas se encuentran en suspensión hacia arriba”, explicó.
“Queremos dar tranquilidad a la gente: en el día de ayer (por el jueves) el ministro (José) Corchuelo Blasco reunió al equipo de Salud para que estemos abocados al Comité de Crisis Sanitario y tener preparados, en caso de ser de utilidad, los elementos médicos para la prevención y tratamiento de las personas”, agregó.
“Hay personas que tienen mayores riesgos, que son los que tienen enfermedades respiratorias, por ejemplo los asmáticos, los que tienen Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), los ancianos y los pequeños; por eso es importante también que cumplan con la aplicación de la Vacuna Antigripal”, indicó el director de Emergencias Sanitarias.
Al igual que en otras ciudades, como Neuquén donde se sancionará a los comerciantes que aumenten sus precios, en Chubut se pide consideración y responsabilidad por el precio de barbijos (ver recuadro) y otros productos que podrían ser demandados. También tranquilidad a la gente y salir solo por trabajo, salud o provisión de alimentos.
Al hacerlo la persona debe cubrirse con un gorro, usar remeras mangas largas, anteojos, y cubrirse boca y nariz con barbijo, remera, pañuelo o polar.
También se pidió no dejar abiertas puertas y ventanas y tapar los tanques de agua antes de que caiga más ceniza, así como lavar bien las verduras y evitar las actividades al aire libre.
Por el momento, la caída no ha causado inconvenientes como en las ciudades de Río Negro y Neuquén, algo que es alentador para los vecinos. “La verdad es que acá mucha ceniza no hemos tenido, muy poquito por ahora. Hoy fui a Bolsón y la actividad era normal. En otras épocas ha sido peor”, explicó Miriam García, una vecina de Lago Puelo que habita en una chacra ubicada en el paraje Cerro Radal, a 7 kilómetros del centro de la ciudad.
“Si andás mucho afuera te arde la vista, pero no hemos tomado muchos recaudos en nuestro caso. Es distinto en Bariloche, donde sí afectó bastante”, agregó.
Situación parecida se dio en El Hoyo, poblado ubicado a 26 kilómetros de Lago Puelo. “Ayer (por el jueves) nos levantamos bien, no había mucha ceniza, Bariloche ya estaba lleno, y alrededor de las diez y media el viento se ve que trajo mucha. Estuvo feísimo”, explicó Guadalupe Mercado, profesora de Lengua. “Hoy mejoró un montón, no hay tanta ceniza, un poco, pero se puede respirar. La actividad está normal; esperamos que siga así”, consideró.
De esta forma, solo resta esperar que no cambie el viento y no haya una nueva erupción que podría complicar la situación en estas ciudades de la Patagonia, pero también en otras partes del país donde la ceniza que irrita ante la exposición y no es toxica, llegó tras la furia del volcán Calbuco, que despertó luego de 42 años.

Fuente: El Patagónico

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados