Curro Verde

Massa y Das Neves se incendian en la Patagonia por el «Curro Verde»

Foto de Izquierda: Pablo Das Neves, Francisco de Narvaez, Paolo Rocca, centro: Sergio Massa, derecha: Jorge O´Reilly, Mario Das Neves, Marivi Das Neves.

El Curro Verde en la Patagonia dejó en evidencia la política
de tierras que llevó adelante Mario Das Neves en su gestión de gobernador en
Chubut entre 2003-2011, y que Sergio Massa ha incitado en Tigre con los countries
privados, que su socio Jorge O´Reilly ha propagado por todo el país.
Estos dirigentes políticos han facilitado las especulaciones
inmobiliarias. En el sur del país el agravante es que negociaron los recursos
naturales de todos los Argentinos, glaciares, lagos, ríos, bosques nativos, uno
de los tantos ejemplos es el Proyecto San Esteban en Cholila Chubut, de Jorge
O´Reilly, cuyos familiares a través de la empresa AM Publicidad de Patricio
O´Reilly, pretendieron instalar sin éxito la candidatura a presidente Mario Das
Neves en 2011.
El Incendio que comenzó en Cholila y continuó en el Parque
Nacional los Alerces, en el Parque Nacional Lago Puelo, en Epuyén y el Hoyo es
el más grande en la historia de Argentina, consumiendo más de 100.000 hectáreas
de bosques nativos.
Este genocidio ambiental ha sacado a la luz las
irregularidades de Mario Das Neves con el manejo de la tierra con bosque nativo,
dejando al descubierto que han venido entregando la Patagonia para negocios
personales con countries y loteos que ascienden a 100.000 dólares por hectárea  actualmente, cuando han adquirido estas
tierras a menos de 1.000 pesos, un negocio que por las ganancias se asemeja al
negocio del narcotráfico.
En Chubut el ex Gobernador Mario Das Neves, socio político de
Sergio Massa, precandidato presidencial del Frente Renovador, ha violado la Constitución
Provincial en su artículo 105° al enajenar bosques nativos, de esta manera ha
entregado ilegalmente a sus socios y allegados políticos miles y miles de
hectáreas de tierras fiscales con bosques nativos a precios irrisorios, por lo
que en Chubut le han dado al sector “Dasnevista” el nombre de “Piratas del
Bosque”.
De esta manera los ciudadanos de Neuquén, Río Negro y Chubut,
por estos atentados a la naturaleza, rechazan las políticas de tierras que no
protegen el bosque nativo, una política contraria a la que lleva adelante el
sector político del Frente Renovador de Sergio Massa y sus aliados en las
provincias patagónicas, que ya han recibido reveses importantes como la Ley provincial en Neuquén
2.780 de Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos, que confirmó la
ilegalidad de los proyectos urbanísticos de EIDICO S.A. y Cerro Bayo S.A., que
implicaban el desmonte de bosques nativos en Neuquén.
Eidico S.A cercana en Chubut a Das Neves facturó 257,8 millones de pesos
en 2011. Eso la pone entre las primeras desarrolladoras inmobiliarias del país,
lo que quizás haya motivado a los mismos hijos de Mario Das Neves, el Sr. Pablo
Das Neves y la Sra. María Victoria Das Neves a conformar el Faro
Emprendimientos S.A., un empresa cuyo objetivo es el desarrollo inmobiliario y
forestal, quizás para abarcar la venta de la tierras que eran fiscales y la utilización
forestal del bosque nativo en muchos casos entregado por su mismo padre.
Una de las evidencias en Chubut de este desmanejo que llevaron adelante
los “Piratas del Bosque”, es el proyecto San Esteban, construido sobre bosque
nativo al cual desmontaron para montar las construcciones no declaradas con
empleados no registrados, violando legislaciones laborales, ambientales y hasta
la misma Constitución Provincial.
Esta usurpación de la tierra pública
es una de las facetas de un problema estructural que comenzó en 1955 con la
supresión de la función social de la propiedad. Un decreto de la intervención
militar reguló en 1977 lo relativo a los countrys y barrios privados para
garantizar la especulación con la renta urbana. Los desarrolladores
inmobiliarios pueden comprar tierras baratas y aguardar sin que se los penalice
con ningún impuesto a que la inversión pública (para ensanchar una ruta o
instalar algún servicio) decuplique su valor, y en ese momento construir un
country o un barrio cerrado. Así, ha desaparecido la oferta de lotes para vivienda
popular e incluso zonas tradicionales de pobres terminan colonizadas por los
sectores de altos ingresos, mientras los indigentes son empujados a lugares
cada vez más lejanos, más caros y de inferior calidad.
El resultado de estas políticas de tierras de Sergio Massa, Mario Das
Neves y cía en la Patagonia son una feroz fractura social que genera una brecha
cada vez más grande de desigualdad social: los ricos encerrados en sus barrios
y los pobres en asentamientos ilegales sobre las peores tierras como acontece
en Cholila Chubut, en Trelew en la zona del valle con la subdivisión quitando áreas
productivas para loteos privados, en Río Negro en El Bolsón o Bariloche, o en Neuquén
Villa la Angostura o San Martin de los Andes.
Por eso, cinco años después de aquel decreto, en 1982 volvió a
tipificarse la usurpación en el Código Penal. El Senado bonaerense en 2012 debería
haber convertido en ley un proyecto ya sancionado por la Cámara de Diputados
que intentaba modificar esta situación. La ley contempla que los
desarrolladores de proyectos suntuarios (barrios cerrados, countries,
hipermercados, clubes de campo, shoppings, cementerios privados que ocupen
predios de más de 5000 m2) cedan el 10 por ciento del terreno para loteos
populares, o su equivalente en dinero o en suelo urbanizable en otro lugar. No
es una proporción exagerada: en Alemania y España la cesión obligatoria llega
al 30 por ciento del terreno y aquí mismo el 37 por ciento de un loteo popular
se reserva para la apertura de calles, plazas y equipamiento público. El
proyecto también permite que los municipios declaren obligatorio el loteo o la
edificación de terrenos baldíos y construcciones paralizadas y si el
propietario no lo hace en cinco años, autoriza su expropiación.
Jorge O’Reilly y Francisco De Narváez, conocidos en Cholila por sus
propiedades, en el caso de O´Reilly por el country San Esteban, y De Narváez por estar su hermana Juanita
De Narváez a orillas del codiciado Lago Cholila, tierras que fueron mensuradas
en la dictadura militar, hoy reconocidas estas acciones como “Crímenes Económicos”. Estos socios politicos de Sergio Massa pidieron en su momento la declaración legislativa del “estado de alerta ante
este avance sobre la propiedad privada” y dijeron que a Daniel Scioli “el gobierno
nacional le escribía los discursos”.
Queda en claro como hay una amplia diferencia de políticas públicas con
la utilización de la tierra y recursos naturales, donde sectores como el Frente
Renovador de Sergio Massa pretenden que la tierra vaya a parar a grupos económicos
para facilitar la especulación inmobiliaria y los mega emprendimientos de
loteos y countries privados, mientras que otros sectores políticos pretenden
que la tierra este destinada a la ciudadanía para lotes para vivienda popular,
mientras que la sociedad busca proteger los recursos naturales objetivo
codiciado por los especuladores inmobiliarios.
Por Dario Fernández
Columnista Cholila Online
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados