Sin categoría

Investigación financiada por el Gobierno Provincial determinó que restos pertenecen a la primera mujer galesa fallecida en Chubut

En un proceso histórico, que contó con la participación de científicos, investigadores e historiadores del Cenpat-CONICET, apoyados por el Gobierno de la Provincia, se logró determinar que los restos de una mujer galesa hallados en 1995 en Puerto Madryn pertenecen a Catherine Roberts, primera colona fallecida del contingente de galeses que llegó a la zona el 28 de julio de 1865.
El gobernador de la provincia, Martín Buzzi, junto al presidente del Centro Nacional Patagónico (Cenpat-Conicet) Rolando González José, presidió este viernes en Madryn el anuncio de los resultados científicos que confirman  que los restos óseos hallados en el año 1995 en la zona de Punta Cuevas, al sur de Madryn, pertenecen efectivamente a Catherine Roberts, quien integraba el primer contingente de galeses que arribó a bordo del velero Mimosa y falleció a pocas semanas de su llegada.
Del anuncio, tomaron parte asimismo los secretarios de Turismo de la provincia, Carlos Zonza Nigro, y de Ciencia y Tecnología, Santiago Miguelez; el director general de Acción Cultural de Chubut, Pablo Gallegos; la secretaria de Cultura de Madryn, Milagros Badaloni; como así también Nía Owen Ritchie, quien es descendiente de la tía abuela materna de Catherine Roberts, y que viajó desde Llandrillo, en el norte de Gales, para participar del proyecto en el que están involucrados los investigadores Silvia Dahinten (antropóloga), Fernando Coronato (historiador) y Julieta Gómez Otero (arqueóloga), entre otros.
En un contexto emotivo y de júbilo por el carácter de la noticia, y por darse a conocer a pocos meses del sesquicentenario de la llegada de los colonos, el Gobernador de la Provincia reconoció “el trabajo, el involucramiento y el sentimiento que ha puesto cada una de las personas” involucradas en la investigación “para poder atravesar este camino, y lo que han puesto para llegar a este día”.
Buzzi agradeció “primero al Cenpat, que es el lugar donde ocurrieron todos estos acontecimientos, y por tener siempre la actitud de resolver las cuestiones en nuestras tierras”. Recordó “la actitud y la pasión por la ciencia de estos investigadores”, pero por sobre todo la vocación del maquinista que descubrió los restos, pues “había gente haciendo una construcción”, en el año 1995, “que ante la evidencia de lo que podría estar sucediendo detuvieron sus máquinas y llamaron a los investigadores, tras lo cual transformaron el sitio en un lugar de especial cuidado”.
“La actitud del maquinista nos permite llegar al día de hoy. Si no hubiera sido por esa persona, por ese maquinista, hoy no estaríamos aquí”, remarcó.
A su vez, señalando a Nía Owen Ritchie, expresó que ella “descubrió, no hace mucho tiempo, algo de lo que no tenía idea, como era tener familiares a 12.000 kilómetros de distancia y 14 horas de viaje”. Vino a “descubrir que tenía una abuela muy cercana en sus genes, que llegó a estas tierras en 1865. Nía vino a dar un testimonio genético que permitió determinar que aquí había un ADN” galés y “patagónico que nos acompaña” en la historia.
En otro orden, Buzzi destacó que “el país ha desarrollado un método de antropología forense que permite restaurar, restituir” identidad “y llevar ese conocimiento a todo el mundo, con casos como en “Vietnam, México y a donde sirva para llevar verdad. Pasan cosas importantes desde el Cenpat”.
En tal marco, recordó que “en el año 2012, a partir de un trabajo” realizado por personal e investigadores  del “Cenpat, pudimos hacer la restitución de una comunidad originaria a Loma Torta, en Gaiman, lo que habla de los valores de los que son depositarios en esta institución”. En ello, el Gobernador resaltó el “ser capaces de construir y reconstruir nuestra propia historia, sea por los que llegaron hace 150 años o por los pueblos originarios, hayan llegado o estado. Es un valor importantísimo que le da trascendencia a la institución”.
Finalmente, expresó su “beneplácito por esta capacidad y porque a partir de una institución en la que el Estado hace una apuesta significativa, se pueda generar lo más valioso de los sentimientos”.
“Los restos pertenecen efectivamente a Catherine Roberts Davies”
Por su parte, el director del Centro Nacional Patagónico, Rolando González José, agradeció “a las autoridades provinciales y municipales por la colaboración para la realización de este análisis y por la recepción a Nía Owen Ritchie”, cuya presencia fue fundamental “para anunciar el resultado de los análisis genéticos sobre los restos, los que están depositados en las colecciones óseas” de ese centro.
Hubo “antropólogos, genetistas y hasta administrativos del Cenpat que han llevado adelante desde relaciones internacionales hasta trabajo de campo”, indicó, tras lo cual memoró que “este esqueleto, por su contexto arqueológico y por la ubicación respecto del desembarco, daba la posibilidad de que fueran los restos de Catherine Roberts”.
Según Rolando González José, en este trabajo financiado por el Gobierno de la Provincia, “trabajó el Equipo de Antropología Argentino con una de las muestras” tomadas de una mandíbula, “la que arrojó un índice de 99,8%” de coincidencia “con lo cual podemos decir que los restos hallados en el año 1995 pertenecen efectivamente a Catherine Roberts Davies, en lo cual se estableció una línea continua de linaje materno que une a Nía con Catherin”.
El director del Cenpat también se refirió a “la perseverancia del personal y de los investigadores vinculados” a este trabajo, sobre lo cual brindó un respaldo al equipo científico del centro, “que nunca perdió el norte en la investigación”, pero además, “el compromiso es pleno, indiscutible y absoluto” con la tarea, “así se lo enseñamos a nuestros becarios y hacemos que se transmita a los alumnos, y a las aulas. Es conciencia de todos y cada uno de los miembros de esta institución”, agregó.
“Es un privilegio estar acá, donde estuvieron mis antepasados”
Finalmente, Nía Owen Ritchie, agradeció “a todos” por haberla traído “hasta aquí, donde llegaron mis ancestros. Es un privilegio estar acá, donde estuvieron mis antepasados y ser parte de un evento tan histórico. Es un honor ser parte de este estudio y del análisis que determinó que sean los restos óseos de Catherine”.
Al concluir, agradeció asimismo “el tiempo que se tomaron para obtener el análisis de ADN” y “el trabajo de los tres científicos, lo que han realizado durante los últimos veinte años”.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados