Sin categoría

El Concejo Deliberante de El Hoyo no trató el proyecto para suspender a Szudruk

La Comisión de Legislación del Concejo Deliberante de El Hoyo tenía ayer una reunión clave en cuanto al tratamiento de un proyecto para suspender del cargo durante 40 días al intendente Mirko Szudruk, por presuntas irregularidades en la adjudicación de tierras fiscales, aunque el cuerpo resolvió mantener el proyecto marco en comisión.
Así lo informó el presidente del cuerpo, César Salamín (FpV), quien en diálogo con Diario Patagónico señaló que tampoco se constituyó la Comisión Investigadora que tendría a cargo el seguimiento en un caso en el que también interviene el Gobierno provincial, para suspender las transferencias de tierras con bosques e investigar, a partir de la intervención del IAC, la existencia de negocios inmobiliarios en la Cordillera.
La reunión de comisión parlamentaria marco se formalizó a las 11 de ayer, con la presencia de un grupo de 30 vecinos autoconvocados en repudio al proyecto de suspensión del intendente, impulsado por el concejal José Bondel (Partido Vecinalista El Hoyo), que consideraron “un intento golpista” y que tuvieron oportunidad de hacer uso de la palabra en el encuentro de ayer.
En tal contexto, la comisión no dio tratamiento al proyecto al considerar que la posibilidad de suspender al jefe del Ejecutivo requiere de documentación y pruebas que acrediten que los actos que se suponen irregulares lo son. En cambio se resolvió solicitar a la Asesoría Letrada municipal un dictamen legal sobre cada uno de los seis expedientes vinculados a la transferencia de tierras bajo sospecha.
Será a partir de esos dictámenes que la comisión volverá a reunirse para definir si avanza con el proyecto de Bondel y constituye la comisión investigadora, que debe integrarse con un mínimo de tres de los siete concejales que conforman el cuerpo.
El caso de marras había salido a la luz durante los primeros días del mes de marzo, con los incendios forestales en plena escalada en la comarca andina provincial, y fue el propio gobernador Martín Buzzi quien lo hizo público, aunque actualmente abarca seis expedientes para la adjudicación de tierras boscosas.
El primer paso fue dado por la concejal Marisa Saracho, presidente de la Comisión de Tierras, quien investigó el expediente de la familia Zenon-Leiva, familia histórica en la localidad dedicada a la cría de vacunos, quienes habían elevado un pedido por 70 hectáreas de tierras, aunque las posteriores disposiciones municipales involucraban una extensa superficie de tierras fiscales que superaban las 1.000 hectáreas y que incluía, según uno de los planos de mensura, la Laguna Espejo.
Mientras la transferencia de tierras fue suspendida de inmediato, la concejal había explicado que “hay que ver cuánto le corresponde a la familia Zenon-Leiva, que siempre solicitó 100 hectáreas, por lo que el problema no es la familia que pide sino de un Estado que otorga más de lo que la familia pide”, dijo Saracho, quien señaló como responsable al intendente Mirco Szudruk.
El gobernador, a su vez, había declarado en ese correlato, que se aprovecha el reclamo de vecinos históricos para agrandarlos y generar “mega negociados inmobiliarios”.

Fuente: El Patagónico

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados