Sin categoría

Con el dictado de la carrera de Enfermería, el Hospital Regional reabre sus puertas como Hospital Escuela

Comenzó el ciclo lectivo 2015 de la Licenciatura en Enfermería de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco sumando dos nuevas aulas, con 60 vacantes, que funcionarán en el Área Programática y el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. “Es un anhelo cumplido”, remarcó la directora asociada del Departamento, destacando que la extensión áulica permitirá contar con mayor recurso humano disponible.
Se realizó esta mañana en Comodoro Rivadavia el acto oficial de inicio del ciclo lectivo de la Carrera de Enfermería que se dicta dentro de las instalaciones del Hospital Regional, con la coordinación y aval pedagógico de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. Esta extensión áulica tiene capacidad para 60 alumnos, que recibirán su formación con vistas integrar los planteles de personal de salud pública. Paralelamente, comenzó el dictado de la misma carrera en el edificio universitario de km4., donde esta licenciatura se dicta sin límite de matrícula, contando este año con 140 ingresantes.
El acto se llevó adelante en el Área Programática Sur de Salud, donde funcionará una de las dos aulas que se habilitaron para el dictado de la carrera de Enfermería dentro del ámbito del Hospital Regional, y fue presidido por la directora del nosocomio, Alicia Sampaolesi, la directora asociada de Enfermería, Candelaria Díaz, la decana de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Lidia Blanco; la secretaria académica de la Universidad, Bárbara Rueter, el jefe del Departamento de Enfermería del Hospital Regional, Pedro Venegas; representantes de la UNPSJB, staff del Hospital Regional, e ingresantes de la carrera.
“Este es un día importante, es un anhelo cumplido”, expresó la directora asociada de Enfermería del Hospital Regional, Candelaria Díaz, y recordó que “comenzamos hace cuatro años con la idea de volver a posicionar al Hospital Regional como Hospital Escuela”.
Sostuvo que se apunta a que esta carrera continúe en el tiempo, recordando que desde el 2006 a la fecha esa función estuvo cerrada. Al respecto, valoró el convenio firmado hace dos años con la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) para implementar la extensión áulica en la carrera de Enfermería “para reducir el déficit de recurso humano que vive hoy la ciudad y que se proyecta hacia futuro”.
Señaló que la extensión áulica permite “aumentar el número de egresados, y cambiarle el sentido de pertenencia al cursar dentro de una institución sanitaria”. Díaz explicó que se cuenta con una capacidad de 60 aspirantes, por lo cual la modalidad de la cursada es “por corte, con lo cual cuando se recibe esta camada podemos comenzar con una nueva”. En caso de ampliarse la capacidad instalada, podría establecerse una modalidad de cursada continúa.
En este punto, Díaz marcó la diferencia entre “la cursada que se hace en la universidad, que no tiene ningún límite de matrícula ni requisitos particulares, de la que hacemos acá en el Hospital, que por las instalaciones sólo podemos tener lugar para 60 y además se entiende que los que cursen y se reciban en el Hospital Regional van a formar parte del recurso humano del Ministerio de Salud, por lo cual las condiciones de ingreso son diferentes”. Entre las condiciones requeridas como futuros agentes de salud pública, los aspirantes debían cumplir ciertos requisitos.
Asimismo, adelantó que se trabaja en el proceso de profesionalización de 80 Auxiliares de Enfermería en la ciudad, que de extenderse a toda la zona comprendida por el Área Programática Sur se ampliaría a 120, a partir del mismo convenio firmado esta semana entre el ministro de Salud, José Manuel Corchuelo Blasco y la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. “La próxima semana estaríamos armando las estrategias de la cursada, que sería durante dos años, con un año más para rendir los exámenes o recursar alguna materia si fuera necesaria”.
Formar recurso humano indispensable
La decana de la UNPSJB, Lidia Blanco, puso en valor la importancia de poder concretar esta extensión áulica y sostuvo que “es un hecho muy importante para la Universidad y para toda la Provincia, porque tiene que ver con la formación de un recurso humano tan crítico como lo es la enfermería”.
Asimismo, indicó que “también es mostrar la apertura institucional de la Universidad y su búsqueda de otras estrategias y otras metodologías para responder a la función social que tiene como universidad pública”, y remarcó que se apunta a “contribuir a la formación de este recurso humano tan necesario y que se necesita fortalecer desde todos los ámbitos”.
Por su parte, la secretaria académica de la Universidad, Bárbara Rueter, expresó su satisfacción por “traer al Hospital una carrera de tantas décadas en la universidad formando profesionales, y poder traerla al corazón de la salud pública de la ciudad”, y ponderó no sólo la historia y la experiencia de la casa de estudios en la formación de enfermeros, sino “sobre todo la formación de profesionales de calidad, como son los que sabemos que tenemos y necesitamos en la ciudad”.
A su vez, consideró que “esta extensión áulica también se da una extensión territorial, acercando la posibilidad de estudiar a más gente, y convertirse en enfermeros”, y señaló que “se aplica enteramente el plan de estudios como se aplica en la universidad: el primer cuatrimestre es teórico y el segundo cuatrimestre empiezan con las actividades prácticas, principalmente en los centros de atención primaria de salud o periféricos de la ciudad”.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados