Sin categoría

Vecinos de Lago Puelo se organizaron para coordinar acciones y prevenir daños que pudiera ocasionar el incendio a viviendas

Los vecinos de Villa del Lago se comenzaron a organizar y coordinar acciones en caso de que haya daños en la zona de viviendas. Solicitaron a la gente que les acercaran botellas, bidones y tachos para que, en caso de que hubiese algún foco apagarlo o ayudar con los recursos que estén a mano. Además, pidieron motobombas y generadores de luz.
También se sumaron vecinos de otras zonas de Puelo para colaborar y se armó una lista de teléfonos de vecinos referentes por callejón.
Este acto de solidaridad se llevó a cabo con la ayuda de la red social Facebook, a través de un grupo llamado «Los incendios nos afectan a todos», donde los vecinos interactúan, intercambian ideas, opinan y constantemente están informando sobre la situación del incendio.
Las experiencias pasadas le dejaron como enseñanza a algunos ciudadanos es que gracias a su colaboración se logró luchar contra el fuego que amenazó la zona semanas atrás.
“El accionar de los cuerpos se caracterizó por no ponerse de acuerdo y molestarse”, dijo un vecino en alusión a los incendios que se gestaron tiempo atrás.
Además pidieron a las autoridades que no sacaran a la gente de sus viviendas ya que hay vecinos que quieren quedarse a dar pelea al fuego. 
 “Esperemos que se planee un plan de acción conjunto sin entorpecerse”, aseguró un ciudadano.
Una vecina pidió que, ante esta urgencia, se acerque una motobomba o cualquier elemento que les permita acumular agua.
Por otro lado, pidieron que no se bloqueen los accesos a Villa del Lago ya que en el incendio pasado, se entorpeció por la limitación del tránsito que impidió salidas de emergencia. 
A su vez, una vecina de Puelo llamada Paula hizo un reclamo en la página www.hagamoseco.org para ser difundido mediante redes sociales, mails, etc.
«Hola, me llamo Paula y les pido ayuda con este reclamo.
Año tras año, en verano, los bosques patagónicos son arrasados por incendios forestales. Es una estación practicamente sin lluvia.
Pero no es la sequía la culpable; no. Los culpables son los hombres. Los incendios suelen ser intencionales, por negligencia, en un pequeño porcentaje (fogones mal apagados, desinformación), o, en su mayoría, deliberadamente planificados para negocios inmobiliarios, por los presupuestos para emergencias, por la corrupción inmunda.
SOLOS NO PODEMOS.
La pérdida es INVALUABLE. Miles y miles de hectáreas de bosque andino, fauna autóctona (y en muchos casos en extinción), flora milenaria, reservorios de genética irrecuperables, paraísos naturales. Pero también viviendas, ganado, hogares.
NO TENEMOS MÁS TIEMPO QUE PERDER.
Necesitamos que se investigue y se condenen a los culpables. Que se destinen recursos para prevenir, para actuar. Aviones y helicópteros hidrantes suficientes y bien equipados. Condiciones y equipamiento para los brigadistas. Proyectos de reforestación como indica la Ley de Bosques.
Y GANAS DE QUE ESTO PARE.
Por favor, firmen y compartan este reclamo.
Gracias, 

Paula»
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados