Sin categoría

Varios incendios intencionales afectaron durante el fin de semana el Parque Nacional Los Alerces

“Hay que salir a buscar a los bandidos que prenden” dijo el Intendente del PNLA, ya que esto “no tiene nada que ver con un rayo”.
Entre el sábado y el domingo se registraron tres focos de incendio presuntamente intencionales, que afectaron diferentes sectores cercanos a la Villa Futalaufquen, en el Parque Nacional Los Alerces.
El primer foco fue el sábado a las 17 hs, cerca de Laguna Larga y Laguna el Martillo.
El segundo cerca de las 22 hs del mismo día, a unos dos mil metros de Villa Futalaufquen hacia el sur, cerca de la pista que utiliza el hidroavión, en la ruta de ripio que era el antiguo acceso a la villa.
Durante el domingo a la tarde se inició el tercer siniestro, nuevamente cerca de la villa hacia el sur, por la pista en el sector del arroyo Desaguadero y “El Cristo”.
Los laboriosos brigadistas y demás personal con su eficiente tarea que no tuvo descanso durante el fin de semana, lograron controlar todos los incendios.
El Intendente del Parque Nacional Los Alerces, Daniel Crosta, dialogó durante el domingo con Noticias de Esquel en el frente del fuego, confirmando que se trataría de incendios intencionales “acá en vez de arrastrar mangueras, hay que salir a buscar los bandidos que prenden” dijo Crosta.
En este sentido confirmó que radicó una denuncia en Gendarmería Nacional, ya que sostuvo “para mi es alguien de acá”.
Fue mucho más explícito el Intendente Crosta al afirmar que “esto es intencional, no tiene nada que ver con un rayo, ni con un turista que dejó un fuego mal apagado”.
Trabajó un avión hidrante del Plan Nacional del Manejo del Fuego, que realizó una impresionante labor su piloto dando certeros lanzamientos luchando contra el viento, además de personal del ICE Parques Nacionales a cargo de Ariel Rodríguez, Brigadistas, Bomberos de Trevelin, con motobombas y unidades de asistencia. Además colaboró Gendarmería Nacional.

Fuente: Noticias de Esquel

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados