Sin categoría

Gabriela Dufour solicitó informes reservados a funcionarios del IAC

La funcionaria confirmó la continuidad laboral de todos los empleados y solicitó, a los técnicos, informes reservados para tener un panorama de situación clara y avanzar así en el cambio de paradigma y función del viejo instituto. En conferencia de prensa, cuestionó al intendente de Lago Puelo, Iván Fernández, quien aseguró que el negocio inmobiliario “era un problema de la provincia, no de los municipios”.
La ministro de Desarrollo Territorial y Sectores Productivos de Chubut, Gabriela Dufour, comenzó ayer el trabajo que le encomendó el gobernador Martín Buzzi para transformar el actual Instituto Autárquico de Colonización y Fomento (IAC) en un organismo Regulador de la Tierra.
Dufour brindó ayer a la mañana una rueda de prensa en Casa de Gobierno, en Rawson, en la que explicó el proceso de conformación del nuevo organismo que, en reemplazo del IAC, regulará el uso y la tenencia de la tierra.
Luego de los anuncios que hizo el gobernador Martín Buzzi, la ministro comentó la reunión que mantuvo con los trabajadores del organismo a quienes, luego de confirmarles su continuidad laboral, dio instrucciones y pidió informes que explicó necesitará “para avanzar en esta situación”.
Dufour puso el acento en la tranquilidad que le llevó a los trabajadores, y así detalló que les explicó que “cuando uno habla de disolución lo que estamos haciendo es disolver el Instituto Autárquico de Colonización y Fomento con el espíritu que tenía hace 70 años cuando se creó”.
“Les planteamos que estamos diseñando un proyecto de ley que va a crear el Instituto de Regulación del Uso y la Tenencia de la Tierra el cual va a tener otro espíritu, otro sentido”, dejando en claro la continuidad del vínculo laboral de todos los trabajadores del ex IAC, en el nuevo Instituto, afirmó.
La ministro recordó que cuando se creó el organismo “era otra época en la que en la Patagonia se necesitaban colonos, ocupantes y había que incentivar a la gente para traerla, que venga y ocupe el territorio, mientras que hoy tenemos otra realidad porque tenemos gente que viene y le interesan nuestro ambiente, nuestros bosques, nuestros lagos para hacer negocios”, puntualizó Dufour.
Respecto a los informes solicitados, y luego de rescatar la trayectoria de los directores del IAC dijo que son reservados porque lo que busca es tener datos concretos y certeros para “poder poder actuar rápidamente”, enfatizó.
En relación al nuevo proyecto de ley remarcó: “va a tener que tener distintitas perspectivas, hay que preservar el bosque, la naturaleza, los cursos de agua y plantear el uso de la tierra en términos de desarrollo”.
“La idea es que hoy no se piense solamente en que hay que hacer un título (de propiedad), sino que ese título tenga en algunos casos restricciones al dominio, en otros, cargos para quien tiene la titularidad y en otros, establecer claramente que hay tierras que tienen que ser del Estado porque es el único que puede garantizar su conservación” cerró sobre este tema la ministro.
CONFLICTO DE INTERESES
“Nosotros tenemos una Ley de ordenamiento territorial que se dictó en el año 2010 donde a nuestros bosques se le puso categoría, una de ellas es la de conservación, otra de manejo sustentable y la otra es cambio de uso”, precisó Dufour.
“El problema que hemos tenido es que se han ido flexibilizando o gambeteando como lo dijo el gobernador algunas de estas cuestiones, esto es lo que tenemos que ver”, señaló y recordó que el esquema de vuelo y suelo determinó que, por intereses comerciales o inmobiliarios, “aparecieran los incendios, que se quemarán los bosques, y entonces las restricciones a las transferencias de dominio de los municipio ya no existían”.
Entonces “cuando uno escucha algunos intendentes decir que es problema de Provincia, hay que decir la verdad, no siempre es un problema de Provincia, primero se extendieron los ejidos, luego se quemaron los bosques y luego las transfirieron como el gran negocio; a este circuito es al que tenemos que ponerle nombre y apellido”, sentenció.
Fuente: El Patagónico
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados