Sin categoría

Crosta, intendente del Parque Los Alerces: “Esto hay que tomarlo como una guerra”

Esto hay que tomarlo como una guerra, tenemos que tratar de salvar la Villa Futalaufquen, que es nuestra casa, este fuego no paró en ningún momento y sigue avanzando hacia el norte sin pausa”. Así describió la situación el intendente del Parque Nacional Los Alerces, Daniel Crosta.
“Estos bandidos que iniciaron el fuego es gente que no tiene ni idea del daño que están provocando”, agregó. No había lluvias pronosticadas pero sí calor y viento sur. La situación era preocupante. “Esto llevaría el fuego hacia la zona de Puerto Limonao y la hostería del parque”.
“Donde comenzó el incendio no hay sendero, no hay forma de llegar, ahí no había turistas, ni visitantes ni nada y no hubo tormenta eléctrica. Ese fue un incendio intencional, no me cabe duda”, afirmó Crosta, quien radicó una denuncia en la sede de la Gendarmería Nacional.
Según Télam y Noticias Argentinas, ya son más de 850 las hectáreas de bosque nativo afectadas en los parques Lago Puelo y Los Alerces. Ambos siniestros fueron intencionales y están fuera de control.
“El incendio tuvo un comportamiento muy explosivo, no lo pudimos parar salvo en algunos sectores”, dijo Crosta. Los vecinos se fueron al centro de evacuación o a poblaciones vecinas como Trevelin o Esquel.
En los parques hay gran cantidad de vegetación seca, la caña colihue que floreció el año pasado y es una gran propagadora del fuego en pocas horas.
Crosta explicó que las brigadas trabajaron toda la noche de ayer buscando aprovechar al máximo las bajas temperaturas para restringir el avance del fuego en viviendas, la escuela y el puesto sanitario de la Villa. Estaba a cien metros. Varias familias de nueve viviendas fueron evacuadas preventivamente, pero al cierre de esta edición no había casas ni instalaciones afectadas. También se evacuó el sector de Puerto Limonao y los campings cercanos a la Villa Futalaufquen.
Hubo 15 camiones aguateros regando permanentemente la cabeza del incendio próximo a las casas, en su mayoría hechas de madera.
“El incendio se encuentra técnicamente descontrolado”, admitió Crosta al señalar que los recursos humanos, técnicos y aéreos “se concentran en disminuir la propagación”.
A su turno, el gobernador Martín Buzzi admitió: “Otra vez aparecen los incendios intencionales, así que estamos trabajando con las Brigadas de Investigaciones para poder dar con los responsables”. Advirtió que “la intencionalidad del fuego nos tiene muy preocupados. No deja de llamar la atención la dimensión que generan estas decisiones de personas o de grupos que prenden fuego”.
Describió cuatro incendios: dos en Los Alerces y Lago Puelo, en el cerro Currumahuida; y otros dos cerca del Percy y de la Laguna La Zeta.
En Los Alerces se informó a los vecinos de Villa del Lago que en caso de evacuación de la zona, se comunicara primero por medios oficiales. Quedarán los callejones de La Lidia y de Graziano habilitados exclusivamente para uso de las instituciones que trabajan en el fuego, por lo que se pide a la población usar los callejones alternativos para desplazarse ante una eventual evacuación. Se puede consultar con el Servicio Seguridad Vecinal, Bomberos Voluntarios y Policía.
Sobre el avance del siniestro en Lago Puelo, el intendente de ese Parque Nacional, Sergio Rusak, informó que el combate iba bien aunque el momento crítico era anoche.
El Servicio Provincial de Manejo del Fuego envió 18 brigadistas, 2 técnicos, dos autobombas y equipos de agua y herramientas manuales. Además se combatía un incendio de campo cerca de Laguna Caradog, 10 kilómetros al oeste de Esquel. Es de la firma CONARPESA y las autoridades eran optimistas para frenarlo. Defensa Civil ayudaba con acarreo de combustible para los aviones hidrantes.
Si bien la circulación por la Ruta 71, desde Esquel y Trevelin a Cholila, dentro de Los Alerces, no era afectada por el incendio, hay policías para reducir el tránsito a lo imprescindible y permitir el libre desplazamiento de vehículos y maquinarias.
El ministro coordinador, Juan Garitano, sostuvo que “hay que buscar con toda energía a los culpables y aplicarles todo el rigor de la ley”. Desde el Centro de Operaciones de Emergencia se coordina el combate contra el incendio. “Es el tercero que se registra en pocos días, con una modalidad y origen muy similares, y no tenemos dudas de que alguien viene intentando provocar este daño; sólo necesitaba las condiciones climáticas indicadas, y en este caso las encontró”, dijo. Garitano remarcó la labor de los brigadistas y de los aviones para contener el avance de las llamas sobre la Villa Futalaufquen. “Después de casi 30 horas de intenso trabajo, sólo debe lamentarse la pérdida de una caballeriza y una máquina topadora que trabajaba en la contención”.
El ministro tuvo contacto con la cúpula del Ministerio de Ambiente de la Nación para pedir equipos extras a medida que el incendio se extiende. El destacamento de Gendarmería en el lugar fue vaciado para preservar su mobiliario. Donde se inició el fuego no se quemaron especies de alerces milenarios pero sí cipreses, maitenes, colihues y vegetación menor, que actúa como combustible.
Fuente: Jornada
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados