Educación

Zárate: “La Escuela de Verano atiende cuestiones pedagógicas pero también sociorecreativas”

El ministro de Educación agradeció a los 47 establecimientos que participan del programa porque “permiten que los chicos recuperen la significación social que tiene la escuela”. También, destacó la oferta de los talleres de los Centros de Actividades Juveniles, gratuitos y abiertos para todos los jóvenes.
Con música, color y alegría, el Ministerio de Educación realizó hoy en Playa Unión, la puesta en marcha de la Escuela de Verano, una propuesta diseñada para estudiantes de Nivel Secundario que adeuden entre 3 y 6 espacios curriculares y que, por lo tanto, se encuentran en riesgo pedagógico.
En esta quinta edición participan 8.140 alumnos que concurren a establecimientos educativos tanto públicos como privados. Este año, además, en línea con la política inclusiva que propicia el Gobierno Provincial, se incorporó a establecimientos de la modalidad de adultos.
El encuentro fue esta mañana en la Escuela N° 776 de la villa balnearia de Rawson. Esta escuela es una de las 47 que decidieron abrir sus puertas para ofrecerles a los estudiantes la posibilidad de acreditar los saberes que no lograron durante el período marzo – diciembre.
Acompañados por la alegría de la comparsa Samba Show, integrada por adolescentes del Área 16 de Rawson, autoridades del Ministerio de Educación, supervisores, docentes, estudiantes, familias y representantes de asociaciones vecinales, celebraron la puesta en marcha de este espacio. 
Reconocimiento a los docentes
“Hoy es un día de alegría y quiero agradecer mucho a las 47 escuelas que se incorporaron a esta propuesta, sabiendo que estamos frente a la posibilidad de cubrir demandas pedagógicas pero también socio recreativas, brindando un espacio abierto a la comunidad, un lugar de encuentro”, dijo el ministro de Educación, Rubén Zárate.
Al mismo tiempo, brindó un especial reconocimiento a los docentes “que hacen un esfuerzo enorme para estar durante este período que todavía es de receso escolar y atender las demandas de nuestros estudiantes”, destacó.
“Con estas puertas abiertas se permite que los chicos recuperen la significación social que tiene la escuela; que sientan a este espacio como una prolongación de su familia, del barrio, un lugar donde construyan sus sueños”, agregó.
El titular de Educación, recordó que desde 2006, cuando se sancionó la Ley de Educación Nacional, una nueva obligación alcanzó al Estado: que todos los chicos estén en la escuela.
“En la Argentina, la educación obligatoria totaliza 14 años y para que se cumplan tenemos que poner a disposición el sistema educativo. De ese modo, ofreciendo oportunidades, inclusión y una educación de calidad para todos, quitamos de la memoria largos períodos de exclusión social y educativa. En Chubut, todas las niñas, niños y jóvenes deben estar en la escuela”, dijo con énfasis.
El ministro estuvo acompañado por los subsecretarios Sergio Combina, Gladys Harris, Diana Rearte y Federico Elgueta, entre otros.
Decisión personal 
La Escuela de Verano no es una instancia obligatoria. Quienes concurren, lo hacen por propia voluntad. En la decisión, el rol de las familias es fundamental ya que, en muchos casos, son quienes incentivan a sus hijos para que aprovechen esta oportunidad para rever contenidos.
Renzo Aranea tiene 14 años y es alumno de la Escuela N° 751 de Trelew. Sin embargo, como pasa sus vacaciones en Playa Unión, decidió aprovechar la oferta de la Escuela N° 776 para asistir a las clases de Inglés, Matemática y Ciencias Sociales.
“Es la primera vez que participo y me anoté acá porque mi familia está instalada en la playa, entonces ellos pueden seguir veraneando sin tener que ir hasta Trelew a llevarme. Es la primera vez que participo y me inscribí porque a mis compañeros les sirvió. Confío en que no voy a dejar ninguna previa para pasar a tercero tranquilo”, prometió.
En cambio, para Facundo Cayuqueo, esta es su tercera experiencia en la Escuela de Verano. Debe recuperar contenidos de Matemática, Ciencias Naturales y Lengua. “A mí me da resultado venir, me siento más cómodo porque se trabaja de otra manera, con muchos trabajos prácticos y los profesores, como somos menos en el aula, pueden explicar mejor”, consideró.
Jorge Antonena, director del establecimiento, informó que para esta edición se anotaron 140 alumnos, que fueron divididos en grupos de trabajo de 20 integrantes en promedio.
“Tenemos 95 alumnos que son de nuestra escuela y otros 45, que provienen de diversos establecimientos. Esta es la cuarta vez que participamos y la verdad es que consideramos que es una herramienta muy eficaz para que los estudiantes no corten su trayectoria escolar”, expresó.
Propuesta socioeducativa
En esta edición, el Ministerio de Educación incorporó a la propuesta pedagógica, una propuesta socioeducativa con una variada oferta de talleres que ofrecerán los Centros de Actividades Juveniles (CAJ).
Los adolescentes podrán participar en forma gratuita en talleres de cocina, fotografía, cine-debate, tenis de mesa, pintura y de radio, por nombrar algunos.
En la escuela de Playa Unión, por ejemplo, ya está operativo el taller de radio, que  transmite por la frecuencia modulada 90.3 MHz.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados