Sin categoría

El Ministerio de Salud realiza múltiples acciones de prevención y control del Síndrome Urémico Hemolítico

A partir de la aparición de casos de este tipo “se desarrollaron una serie de actividades epidemiológicas, de capacitación, de divulgación y de fiscalización, como el monitoreo de verduras de hoja en distintas verdulerías”, expresó el jefe del Departamento Provincial de Bromatología, Diego Baulde.
El Ministerio de Salud del Chubut, que conduce José Manuel Corchuelo Blasco, se encuentra realizando, en conjunto con el Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable de la Provincia y diversos municipios, diferentes acciones de prevención y control del Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) a causa de la aparición de algunos casos en la zona del VIRCh.
El SUH es una enfermedad que afecta especialmente a niños entre los 6 meses y los 4 años, aunque  puede ocurrir en todas las edades de la vida, y que es producida generalmente por una bacteria llamada Escherichia Coli, que  libera toxinas que pueden originar un gran daño en varios órganos del cuerpo.
Acciones
Consultado al respecto, el jefe del Departamento Provincial de Bromatología, Diego Baulde, señaló que “hemos tenido 8 casos de síndrome urémico hemolítico: 5 fueron en Puerto Madryn, 2 en Trelew y 1 en Comodoro Rivadavia, en los que en la mayoría se ha detectado la bacteria productora de toxina shiga”.
El funcionario indicó que “a partir de eso se desarrollaron una serie de actividades epidemiológicas, de capacitación, de divulgación y de fiscalización, como el monitoreo de verduras de hoja en distintas verdulerías, especialmente en la lechuga”.
“Producto de estas acciones un lugar de Madryn nos arrojó un valor positivo para esta toxina y una vez que tuvimos ese dato se decomisó el producto”, destacó Baulde.
Asimismo el jefe de Departamento manifestó que “también se desencadenaron otras acciones, como hacer un relevamiento de las zonas productivas del Valle  comenzando con Gaiman, donde todas las muestras que se relevaron dieron negativas. Pero del relevamiento de Trelew surgió que en una de las chacras dio positivo una muestra de lechuga”.
“Una vez que detectamos esto fuimos al lugar de venta que tiene esta chacra y se tomó la medida de que no se comercialice, hasta tanto den valores negativos los productos que tienen. De igual manera los controles se siguen haciendo en distintos puntos y chacras”, explicó Baulde.
Además aclaró que “junto con otros organismos empezamos a tener reuniones y charlas, para acomodar y ajustar ciertas pautas tanto culturales como sanitarias de estos lugares”, poniendo de relieve que “esta actividad es de largo plazo”.
Origen de la bacteria
Asimismo, el jefe del Departamento Provincial de Bromatología puntualizó que “la bacteria tiene su origen en materia fecal. Esto quiere decir que puede haber restos provenientes de animales o que haya alguna otra contaminación en el agua de riego, que puede hacer que los vegetales estén contaminados. Eso todavía no lo pudimos determinar, pero el tener la toxina en el producto hace que tengamos que empezar ahora a relevar todas las cuestiones ambientales”.
Medidas de prevención para la población
Por otro lado, Baulde recordó a la población que “la medida de prevención fundamental es no omitir el lavado de las verduras, con agua potable, agua segura, y a estas, por mayor seguridad, agregarle dos gotas de lavandina por litro, que son una solución de desinfección eficaz, manteniendo el producto 15 minutos bajo esta agua”.
“Otra regla básica es la cocción absoluta del alimento y, sobre todo, de la carne picada o las hamburguesas, que es uno de los productos más cuestionados, para que no tengan partes crudas y no eliminen jugos rosados. Por último no hay que olvidar que una de las medidas más importantes es el lavado de manos”, concluyó el funcionario.
Síndrome Urémico Hemolítico
El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) es una enfermedad que afecta especialmente a niños entre los 6 meses y los 4 años, aunque  puede ocurrir en todas las edades de la vida, y que se caracteriza por presentar, entre otros rasgos, anemia, disminución de las plaquetas y alteración del funcionamiento de los riñones. Esta enfermedad es producida generalmente por una bacteria llamada Escherichia Coli, que libera toxinas que pueden originar un gran daño en varios órganos del cuerpo.
Esta bacteria ingresa al organismo por la ingesta de carne (especialmente mal cocida), o por otros alimentos que hayan estado en contacto con la materia fecal de la vaca, como leche no pasteurizada, verduras y frutas mal lavadas, aguas contaminadas, etcétera. Estos alimentos a simple vista pueden aparentar estar en buen estado. Es importante tener el cuidado de saber de dónde provienen, cómo han sido conservados y procesados, observar la higiene, el cumplimiento de la cadena de frío y el grado de cocción.
El SUH es una enfermedad que puede aparecer a lo largo de todo el año en Argentina, donde se diagnostican alrededor de 400 casos nuevos por año.
Síntomas
El cuadro clínico habitualmente comienza con una diarrea que aparece luego de 3 a 4 días de ingerido el alimento contaminado con la bacteria, asociada a dolor abdominal. Esta diarrea posteriormente se hace sanguinolenta y suele ceder espontáneamente y al cabo de algunos días la persona presenta palidez, disminución de la eliminación de orina y lesiones o manchas en la piel. Estas personas deben ser hospitalizadas ante la sospecha, ya que las condiciones clínicas pueden variar rápidamente y agravarse.
Ante la aparición de alguno de estos síntomas, consultar al médico en el hospital o centro de salud más cercano a su domicilio.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados