Sin categoría

El seguimiento satelital de ejemplares de Ballena Franca Austral se difunde por más de 60 países

El trabajo de colocación de trasmisores satelitales en cinco ejemplares de Ballena Franca Austral en Península Valdés, y sus resultados están siendo difundidos a nivel internacional por la comunidad científica que apunta a la conservación de las especies y sus hábitats.
La Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre (Wildlife Conservatión Society WCS), organización con sede en Nueva York, difunde a más de 60 países los resultados que arroja el seguimiento satelital a ejemplares de Ballena Franca Austral, iniciativa puesta en marcha en Península Valdés, desde octubre pasado.
La experiencia cuenta con el aval del Gobierno del Chubut, y se lleva a cabo con la participación conjunta de la Dirección de Fauna y Flora Silvestre del Ministerio de Desarrollo Territorial y Sectores Productivos, la Secretaria de Turismo y el Ministerio de Ambiente junto a la Wildlife Conservation Society. En esta experiencia se colocaron trasmisores que arrojan información sobre la migración y la alimentación de ejemplares de Ballena Franca Austral.
Actualmente, según se dio a conocer desde la Wildlife Conservatión Society, el ejemplar denominado Buena Onda, madre con cría (identificado como 84498) dejó de transmitir el 21/12. Papillón, ejemplar juvenil (identificado como 120950), aun transmite y sigue en la plataforma continental; Barefluke, ejemplar juvenil (identificado como 84482) dejó de transmitir el 26/12, donde se pudo observar que dio la vuelta a las Islas Georgias y estaba rumbo nuevamente hacia el norte.
Programa de conservación global
La WCS tiene como misión proteger la vida silvestre y los lugares salvajes de todo el mundo a través de la ciencia, las acciones de conservación, educación e inspira a la gente a valorar la naturaleza. Con sede en Nueva York, aprovecha el poder de su Programa de Conservación Global en más de 60 países y en todos los océanos del mundo y sus cinco parques naturales en esa ciudad, visitado por 4 millones de personas anualmente.
En relación con la experiencia en Península de Valdés y el seguimiento de la Ballena Franca Austral, dijo Howard Rosenbaum, director del Programa Gigantes del Océano de la WCS: “Las ballenas se encuentran actualmente en una zona donde los ex expedicionarios balleneras soviéticos mataron a más de 1.000 animales en la década de 1960”.
“Y más allá de estos registros de la caza de ballenas y otros avistamientos ocasionales -agregó- los animales marcados en conjunción con los registros de ballenas proporcionan la mejor imagen de los destinos de la migración y de alimentación para esta población, lo que conducirá a nuevos conocimientos sobre su vida en la inmensidad del Atlántico Sur”.
Prueba piloto
Esta etapa piloto ha demostrado que la tecnología aplicada es adecuada para la especie, donde los dispositivos de seguimiento se desprenderán de los animales luego de un tiempo en general menor a los seis meses.
El mismo es avalado por la Dirección de Flora y Fauna Silvestre, la Secretaría de Turismo y el Ministerio de Ambiente de la Provincia del Chubut. Este proyecto está a cargo de Wildlife Conservation Society (WCS), el Instituto Aqualie de Brasil y el National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA de Estados Unidos) con la participación de Fundación Patagonia Natural, el Instituto de Conservación de Ballenas, Ocean Alliance y la Universidad de California.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados