Sin categoría

CORFO realizó en Trevelin exitosa jornada de campo sobre forrajes y uso de maquinaria

Con amplia asistencia, CORFO y asociaciones de productores realizaron una jornada para conocer los beneficios del silo bolsa. En enero, el organismo entregará maquinaria para productores del Valle 16 de Octubre.
Más de 50 productores de la Comarca Andina se capacitaron en confección de silo bolsa en una jornada de campo organizada por la Corporación de Fomento del Chubut (CORFO) en Trevelin. El objetivo fue innovar y hacer nuevas experiencias en esta  forma de conservación de forrajes para la zona.
El curso se desarrolló en el predio del productor Juan Jones de Trevelin en el marco del convenio de cooperación celebrado entre CORFO y la Cooperativa COSURCH y G, y con la colaboración de la asociación de productores ALAPA.
El titular de la Dirección Oeste de CORFO, Gustavo Simón, destacó que la jornada “se llevó adelante con la colaboración de las organizaciones. El objetivo fue la incorporación de la tecnología del silo bolsa para la conservación de pasturas a fin de sondear entre las organizaciones quiénes estaban con la necesidad de incorporar tecnología para la producción”.
El funcionario sostuvo que de esta manera “se logra la incorporación de valor agregado, además de enmarcarla al programa ‘Más y Mejor Forraje’, con amplia incorporación de superficies a la producción de forrajes”.
“Es un salto de importancia, con este sistema de ensilaje incorporaremos productores tecnificados al sistema carne de la provincia donde la mayor parte de la carne se importa. De esta manera y con una visión desde el Gobierno Provincial de igualdad de oportunidades de acceso a la tecnología, incorporamos productores que por su escala no tienen acceso”, agregó Simón.
Esta jornada además sirvió como ordenamiento de la demanda de productores. En este sentido, el director regional sostuvo que “a mediados de enero CORFO traerá importante maquinaria a la zona para la realización de los trabajos de ensilado acordado”.
Metodología
Por primera vez, se realiza con esta metodología el cortapicado y ensilado de forrajes en la modalidad de silo-pack en el valle 16 de Octubre de Trevelin, en cooperación con CORFO, asociaciones y cooperativas de productores agropecuarios y un productor que presta su campo, taller, y tractores, como así también el recurso humano.
Durante la jornada, las tareas consistieron en el cortapicado con la cortapicadora Fraga 2160 de una pastura de especies consociadas (Festuca, Trébol Rojo y Alfalfa) con muy buen desarrollo, traslado del forraje con carro forrajero hasta la embutidora y embutido del forraje dentro de un silo bolsa de 60 metros de longitud y un diámetro de 1,80 metros.
Los productores tuvieron oportunidad de preguntar sobre el funcionamiento y puesta a punto de las máquinas, como así también las ventajas del ensilado de forrajes y los valores energéticos y nutritivos de los distintos forrajes ensilados, dudas que fueron aclaradas por el técnico de CORFO y por algunos técnicos del INTA que estaban presentes en la jornada.
Bajo costo y calidad en forrajes
Más de 50 productores de la zona asistieron a la jornada: socios de ALAPA, Corcovado, de la Asociación de Productores de El Hoyo, socios de la Asociación de productores; AGUALPA, productores de la Meseta Central, técnicos de INTA y CORFO, docentes de la Escuela Agrotécnica n° 740 de Trevelin, productores de la Meseta Central y funcionarios municipales.
El presidente de ALAPA, Néstor San Román, agradeció a CORFO y a los productores que prestaron sus instalaciones y maquinaria para realizar la jornada: “Con CORFO venimos trabajando bien, siempre tuvimos el acompañamiento, en esta ocasión más todavía con el ‘Más y Mejor Forraje’ y con el técnico que tenemos designado. Esto entusiasma a los productores”.
Acerca del ensilado, San Román explicó que “el porcentaje de pérdida de alfalfa en invierno ahora podemos utilizarlo. La mayor parte de los campos tienen pasto de buena calidad, si a esos pastos los embolsamos el productor tendría con muy bajo costo, una buena comida para alimentar los animales en el momento más duro”.
Destacó que se trata de “tecnología de avanzada; si el grupo de productores es grande puede hacer avena o cebada, tenemos para un engorde a bajo costo y al alcance de la mano, y el pequeño o mediano productor puede aprovechar sus cuadros en mejores pasturas, en vez de enfardar, mantenerlo en la bolsa, porque no necesita un galpón y tiene proteínas y calorías”.
Por su parte, el productor Juan Jones, quien prestó su chacra para la actividad, señaló que “es algo nuevo para nosotros, hace años que tenía esta inquietud, la pastura que tenía yo se pasaba, y tuvieron la predisposición de darnos una mano y pudimos hacer el ensayo”.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados